3 años de “Behind the Brands” y mejorando!

Captura de pantalla 2016-04-28 a la(s) 17.04.08En la misma semana que se ha celebrando en Barcelona la Feria de Alimentaria, en la que ha tenido lugar el 3er Foro Nestlé de Creación de Valor Compartido en el que hemos analizado “El impacto del cambio climático en el sector alimentario”, especialmente en el aprovisionamiento de materias primas, hemos conocido los resultados del estudio “Behind the Brands” realizado por Oxfam por tercer año consecutivo, y la verdad es que los resultados son optimistas, muy optimistas.

Pero empecemos por el principio, ¿qué es esto de “Behind the Brands”? Se trata de una campaña lanzada por Oxfam hace 3 años a través de la cual se retaba a las 10 grandes empresas del sector de la alimentación y bebidas (“The Big 10”): Associated British Foods (ABF), Coca-Cola, Danone, General Mills, Kellogg, Mars, Mondelez, Nestlé, PepsiCo y Unilever a analizar y llevar a cabo mejoras continuas en sus políticas y prácticas sociales y medioambientales en su cadena de aprovisionamiento y suministro.

Para ello se evalúan y comparan dichas políticas y prácticas centrándose en 7 ámbitos claves para la producción agrícola, sector alimentario y de bebidas pero ignoradas históricamente como son las mujeres, los pequeños agricultores, los trabajadores agrícolas, el agua, la tierra, el cambio climático y la transparencia, estableciendo un ranking en base a la puntuación conseguida.

Con ello se fomenta la “competición” por alcanzar un mejor desempeño social y medioambiental, permitiendo identificar deficiencias y áreas de mejora y fomentando la colaboración entre las propias empresas y entre diferentes y diversos agentes implicados , incrementando así la transparencia y la rendición de cuentas.

El objetivo final, construir un sistema alimentario mejor, que alimente de una manera sostenible a una población creciente, respete y fomente el desarrollo socio-económico en las comunidades y cuide y proteja a nuestro planeta.

¿Con que nos hemos encontrado 3 años después del lanzamiento de “Behind the Brands”?Como decía antes, resultados optimistas: 9 de los “10 grandes” han mejorado sus puntuaciones al menos un 10% en estos 3 años. (accede al informe a través de este link: http://policy-practice.oxfam.org.uk/publications/the-journey-to-sustainable-food-a-three-year-update-on-the-behind-the-brands-ca-605193)

Es decir, año tras año vemos como estas grandes compañías entienden el mensaje, comprenden la realidad e introducen este tipo de políticas en su estrategia de negocio, mejorando año tras año sus impactos socio-económico-ambientales en sus cadenas de suministro, mejorando a su vez la calidad de vida de sus trabajadores y comunidades.

Como indica Monique van Zijl, manager de la campaña: “Los 10 grandes han demostrado que escuchan a los consumidores llevando a cabo mejoras en sus políticas y compromisos. Esperemos estas acciones inspiren a otras compañías a seguir el buen camino”.

La propia Oxfam indica en el informe una serie de lecciones y learnings que ayudarán a seguir con esos avances así como marcar el camino al resto de compañías del sector:

. Aumento de la demanda de transparencia: El desarrollo de “Behind the Brands” ha puesto de manifiesto por un lado la creciente demanda de transparencia por parte de la ciudadanía a las empresas así como las crecientes facilidades para las empresas a la hora de manejar la trazabilidad de sus productos y mostrar mayor transparencia. Sin transparencia, difícilmente seremos creíbles, tanto para la ciudadanía y consumidores como para el resto de la industria y grupos de interés.

. Un mayor reconocimiento del sector empresarial ante la defensa de los derechos humano, especialmente por parte organismos como las Naciones Unidas. Siempre es bueno un reconocimiento como este, así como establecer puentes para la colaboración.

. Aumento de las exigencias, expectativas y demandas por parte del consumidor en materia de sostenibilidad. En un mundo con mayor facilidad y acceso a la información, con mayor capacidad de difusión, con una elevada conciencia sobre los propios actos de consumo y con un comportamiento que premia o penaliza a las marcas en base a sus compromisos sociales y medioambientales, las marcas deben ser conscientes de ello y responder como toca.

. Una responsabilidad compartida cada vez “más compartida”, todos los agentes involucrados (empresas, gobiernos, asociaciones, comunidades, proveedores,…) empiezan a comprender que si hemos llegado a esta situación no ha sido culpa de sólo uno, sino que se trata de una cuestión de todos, de una responsabilidad compartida.

. La importancia de la colaboración para llegar a soluciones reales y efectivas. Problemáticas como la escasez de agua, incumplimiento derechos humanos o el impacto del cambio climático no pueden ser tratadas desde la individualidad, sino que se necesitan explorar diferentes aproximaciones colaborativas que permitan unir conocimiento, habilidades, capacidades,… para solventar dichas problemáticas. Se trata de un reto común, donde todos los agentes implicados deben colaborar en el mismo.

3 años después del lanzamiento de “Behind the Brands”, parece que las marcas empiezan a comprender la importancia de desarrollar y llevar a cabo políticas, compromisos y acciones sociales y medioambientalmente responsables en su cadena de aprovisionamiento que generen valor para todas las partes implicadas y que permita construir un sistema alimentario mejor y más sostenible.

3 años después las situación ha mejorado pero aun queda mucho por hacer. Estamos hablando de mejoras en las políticas y acciones llevadas a cabo por las “10 grandes” y por supuesto de inspirar y conseguir que cada día sean más las empresas que se sumen a esta misión.

Sigamos mejorando por favor…

 

Luis Ribó

Director de Estrategia The Social Movers

¿Qué sucedería si Jesús hubiese nacido en nuestra época (2015)?

2Buena pregunta… Para empezar, lo más seguro es que los hechos habrían sucedido en el interior de una entidad bancaria y entre cartones, siempre y cuando María y José hubiesen encontrado una “sucursal libre” esa noche…

¿Qué futuro le depararía a Jesús? La verdad, es que dificultoso. Como hijo de madre soltera, por que así se le consideraría a María ya que por mucha prueba de ADN y platos de Tv visitados por José (entre entrevista y entrevista a políticos, muy de moda últimamente), su paternidad no podría ser demostrada. Así pues, María debería enfrentarse a retos como la desigualdad de oportunidades laborales, diferenciación salarial, falta de conciliación,… por no hablar de los prejuicios y estigmas sociales.

Así pues, ante dichas dificultades, ¿sería Jesús uno de los más de 2 millones y medio de niños españoles que viven en hogares con ingresos bajo el umbral de pobreza relativa?, ¿Sufriría de la gran pandemia infantil española llamada obesidad infantil? Lo que si podríamos afirmar con seguridad es la necesidad de emigrar tras sus estudios para poder tener un futuro digno…

Pero volvamos a nuestra sucursal bancaria, ¿no nos falta nadie? Pues sí, los 3 Reyes Magos! Quizás no hayan llegado por que la contaminación medioambiental, lumínica y los altos niveles de CO2 no les hayan dejado ver la estrella que debería haberlos guiado. O quizás simplemente están retenidos en alguna valla de algún puesto fronterizo junto a miles de refugiados…

De Papa Noël, pobre, mejor ni hablar. Reside en un viejo piso del centro de la ciudad, malviviendo gracias a una pensión ridícula y sin poder hacer frente a los gastos de calefacción. Con todo lo que fue, y ahora ya nadie se acuerda de visitarlo para hacerle un poco de compañía…

Pero nuestros protagonistas no están solos, por que, a pesar de todos aquellos peatones que viendo la situación prefieren pasar por delante de la sucursal bancaria girando la cara y mirando hacia otro lado, son otros muchos los que, gracias a los medios de comunicación y a la industria “marquetiniana” y publicitaria se han enterado de la celebración del “Black Birthday”. Así pues, movidos por un afán consumista sin límites, se acercan a la sucursal cargados de presentes y regalos. Presentes y regalos que han sido comprados básicamente por el precio, sin preguntarse por el impacto social y/o medioambiental que hay detrás de su proceso de fabricación y producción. (“Pero eso que más da… estaba a un precio increíble e irresistible!” comenta uno…)

Con este panorama, ¿Quién tiene ganas de felicitar la Navidad?

Pues nosotros! Por que por muy mal que parezca que estén las cosas, siempre hay motivos para celebrar y por supuesto, para mejorar. Mejorar nosotros y hacer mejorar nuestro entorno.

Por eso, no sólo queremos Felicitarte las Navidades, sino animarte a construir un futuro, una sociedad y un planeta mejor. Y para ello, te proponemos tan sólo 3 pequeñas acciones o propósitos muy fáciles de llevar a cabo:

1.- Se feliz! Valórate por lo que eres y no por lo que tienes. Acéptate por ser como eres y no por como te ven los demás. Aprende a disfrutar de la vida siendo tu mismo.

2.- En un mundo tan hiperconectado, conéctate más humanamente con los demás. Sonríe a la persona con la que te cruces, da los buenos días antes de pedir un café, ayuda a tu compañero de trabajo en ese pequeño problema que tiene, perdona a aquella persona que te ofendió, se comprensivo y empático, queda con ese amigo con el que habías perdido el contacto, da las gracias, ten contacto físico y habla con los demás y deja de teclear ese pequeño teclado del móvil.

3.- Y por último, activa tu Responsabilidad Social Personal (RSP). Que ¿qué es esto de la RSP? Simplemente tomar consciencia social y/o medioambiental de las posibles consecuencias de tus actos, por pequeños que sean… ¿por qué no empezar a realizar compras de proximidad?, ¿Y tener en cuenta criterios sociales o ambientales a la hora de consumir?, ¿por qué no planificar tus menús para evitar el desperdicio alimenticio?, ¿has pensado como aprovechar esas sobras de comida que hasta ahora tirabas a la basura?, ¿Y tirar ese envase de plástico en la papelera que le toca?, ¿es realmente necesario seguir mirando con superioridad y por encima del hombro a aquellas personas que, por ser “diferentes”, consideras inferiores?, ¿Por qué no vivir una experiencia de voluntariado ayudando a los demás? ¿Y colaborar con esa ong que siempre has tenido en mente?, ¿te has planteado que puedes hacer tú desde tu trabajo para mejorar un poco nuestra sociedad?, ¿Cómo animar a tus compañeros y/o superiores a participar e involucrarse en este propósito?,…

¿A que no suena tan difícil? Pues créeme, hacerlo tampoco lo es!

Seamos conscientes del poder de nuestros actos para cambiar y mejorar nuestro entorno… Por eso, te animamos y retamos a incorporar estos 3 propósitos en tu día a día y ponerlos en práctica no sólo durante estas navidades, sino durante todo 2016.

Y así, cuando de aquí un año nos preguntemos “¿Qué sucedería si Jesús hubiese nacido en 2016”, seguro que la respuesta será mucho más positiva y alentadora que la de este año.

 Así pues, Feliz Navidad y Felices Propósitos para 2016!!!

 

Luis Ribó

Director Estrategia

Buenas perspectivas de futuro para las marcas sostenibles

Hoy, a pesar de la lluvaia y el cielo gris que lleva ya acompañándonos unos cuantos días, hoy nos hemos despertado con dos grandes noticias sobre marcas, sostenibilidad y compromiso social. Dos noticias que nos han alegrado el día.

La primera de ellas está vinculada con un estudio realizado por Nielsen y la Universidad Pontificia de Comillas, que pone de manifiesto que “Las Marcas Sostenibles crecen 9 veces más que las que no lo son”, destacando por una parte el creciente aumento del gasto en este tipo de marcas por parte del consumidor, y por otro, que estas marcas son cada vez más asequibles para el ciudadano-consumidor (por fin aparecen señales que muestran que la sostenibilidad y responsabilidad no están reñidas con el precio).

El segundo estudio, elaborado por la Fundación Seres, y del que nos ocuparemos más adelante, hace referencia a la inversión que las empresas españolas destinan a programas de acción social. Pero vayamos por partes.

Gran noticia el saber del enorme potencial que tienen estas marcas para crecer, o visto de otra manera, la gran oportunidad que la sostenibilidad ofrece y brinda a las marcas en términos de potencial crecimiento y obtención de resultados positivos.

(puedes acceder al estudio a través de este link: http://web.upcomillas.es/investigacion/pdf/Informe%20marcas%20sostenibles%20Nielsen.pdf)

Una realidad y unos hechos que encajan con la visión que desde The Social Movers tenemos sobre las marcas: agentes sociales que tienen el deber, la necesidad y la oportunidad de contribuir al desarrollo social.

Por lo tanto nos alegra saber y conocer estos datos así como expandirlos y comunicarlos para animar a más y más marcas a subirse al carro de la sostenibilidad.

Sin embargo, desde The Social Movers nos preguntamos:

  • ¿Qué se entiende por Marca Sostenible?

Somos conscientes de que la marca perfecta en términos de sostenibilidad no existe pero, ¿qué entendemos – o qué entiende el consumidor-, por marca sostenible? ¿Y los directores o responsables de marca?

(Aprovecho y anticipo la próxima publicación de una serie de artículos en este blog en el que trataremos sobre Marcas Sostenibles desde el punto de vista de qué hay detrás de las marcas así como dónde y cómo puede ser una marca responsable y sostenible).

  • El estudio analiza también la importancia de los sellos que aparecen en el producto y garantizan su “sostenibilidad”. Pero…

¿Realmente el consumidor entiende e interpreta estos sellos? ¿Son los sellos la mejor manera de comunicar y demostrar este compromiso en sostenibilidad? ¿Por qué el predominio de sellos medioambientales sobre los sociales?

  • Y todavía más… ¿Es solo cuestión de sellos?

O dicho de otra manera, ¿es sólo cuestión de comunicar? Recordemos la importancia de primero hacer para luego comunicar, es decir, la importancia de ser un Walker vs. un Talker así como la diferencia entre realidad y percepción.

Sí, las marcas tienen el deber y la necesidad de contribuir al desarrollo social y medioambiental a través de acciones tangibles, innovadoras, colaborativas, medibles y creadoras de valor compartido tanto para la sociedad, para la comunidad, para los consumidores y cómo no, para la propia marca.

Y esta afirmación me da paso a comentar el segundo estudio.

Un estudio realizado por la Fundación Seres que pone de manifiesto que “Las grandes empresas españolas destinan un 2,8% de sus beneficios netos a programas de acción social”

Estamos hablando de un total de 457 millones de euros en las empresas consultadas, de más de 4.500 proyectos en total (94 proyectos de media por empresa), lo que representa más de 7 millones de beneficiarios directos a través de estos programas.

Datos que ponen de relieve, vinculándolos con el anterior estudio, que no solo hablamos de percepciones o de sellos sino de compromisos reales y tangibles por parte de las empresas y las marcas.

Para finalizar, me gustaría comentar dos apuntes sobre cómo se desarrollan estos proyectos:

  • De forma colaborativa, es decir, trabajando y colaborando con entidades sociales (más de 3.800 colaboraciones con ONG en el marco de los programas de actuación social de 2013).
  • Una forma colaborativa que busca ir más allá de la relación empresa-ong, que busca involucrar a múltiples agentes en este compromiso: proveedores, AAPP, clientes u otro tipo de entidades.
  • Iniciando esta involucración desde dentro de la compañía, porque el compromiso y actuación social no son exclusiva de la empresa sino que sus propios empleados tienen mucho que decir y hacer: un total de 84.800 empleados (el 12% de los empleados de las empresas analizadas) han estado vinculados a este tipo de acciones.

Así pues, y resumiendo, grandes noticias para los que trabajamos y estamos comprometidos con el desarrollo social.

Muy buenas noticias que esperemos no solo nos alegren el día de hoy, sino que marquen el camino para hacer que cada día sea un motivo de alegría, siendo conscientes de que entre todos, es posible crear un mundo y una sociedad mejor.

Así pues, y resumiendo, grandes noticias para los que trabajamos y estamos comprometidos con el desarrollo social.

Muy buenas noticias que esperemos no solo nos alegren el día de hoy, sino que marquen el camino para hacer que cada día sea un motivo de alegría, siendo conscientes de que entre todos, es posible crear un mundo y una sociedad mejor.

Luis Ribó
Director Estrategia The Social Movers

Incentivos fiscales para fomentar las donaciones a organizaciones no lucrativas

El pasado 20 de junio el Gobierno aprobó el anteproyecto de reforma fiscal y tributaria, que incluye una reforma del régimen de incentivos fiscales al mecenazgo. Esta reforma modificará la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines Lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo, con el objetivo de fomentar las donaciones a organizaciones no lucrativas por parte de personas físicas y jurídicas a través de los incentivos fiscales.

inc_fiscales

Algunos de los puntos destacables de esta reforma incluyen el aumento del porcentaje de deducción aplicable por las personas físicas, del 25% a 27,5% estando previsto alcanzar un 30% a partir del 2016. Otro punto destacable es la aplicación de una deducción del 50% respecto de los primeros 150 euros que sean objeto de donación, y un 32,5% por el exceso, siempre que se hayan efectuado donativos a la misma entidad en los últimos tres años. En lo que a personas jurídicas respecta, la reforma prevé la deducción del 37,5% en donaciones que se hayan fidelizado durante un mínimo de 3 años, aumentando el porcentaje hasta el 40% a partir de 2016.

Buenas noticias para el Tercer Sector de nuestro país, donde según el Estudio del Perfil del Donante de 2012 que elabora anualmente la Asociación Española de Fundraising (AEFr), en España existen 3,6 millones de donantes que aportan 176€ de media a causas de interés general, lo que supone un total de 670 millones de euros anuales. Sin embargo, España se sitúa entre los países europeos con menos contribuciones a las organizaciones no lucrativas según datos de la European Fundraising Association, por debajo de Austria, Suecia, Reino Unido o Francia (datos de 2009).

Desde The Social Movers valoramos de forma positiva estas medidas de incentivación a las donaciones a organizaciones no lucrativas que se quieren poner en marcha a través de la reforma fiscal y tributaria. Consideramos que este tipo de incentivos son necesarios en un momento en el que la crisis económica ha provocado unos recortes drásticos en las ayudas tanto públicas como privadas a las organizaciones del Tercer Sector, cuya tarea sigue siendo fundamental en nuestra sociedad actual.

Sin embargo, en The Social Movers consideramos que los incentivos fiscales deben ir de la mano de otras acciones que favorezcan la implicación de todos los actores de la sociedad con el Tercer Sector. Por una parte, es necesario que las ayudas a las organizaciones del Tercer Sector sean percibidas como una inversión y no como un gasto. En este sentido, os invitamos a recuperar nuestro post acerca de la aplicación de principios de la RSE en las organizaciones sociales así como la medición de los impactos sociales en términos cuantitativos.

Por su parte, las organizaciones sociales no deben cejar en su empeño de mejorar en materia de competitividad y eficiencia de sus propios procesos con el objetivo de poder ofrecer el mejor servicio posible y que ello se traduzca un incremento de transparencia y confianza hacia el trabajo que llevan a cabo a diario.

(Podéis consultar el Documento de Posicionamiento al respecto elaborado por la AEFr, de la que The Social Movers formamos parte como socios).

Maria Urrero
Project Coordinator en The Social Movers

Y con sólo 15 años…!!!

Los tiempos están cambiando. O mejor dicho, los tiempos YA han cambiado.

Hagamos un pequeño ejercicio y retrocedamos en el tiempo. Pongamos, por ejemplo, unos 10 o 15 añitos. Nos encontramos en Missisipi (USA), donde Sarah Kavanagh, una adolescente de 15 años, está disfrutando tranquilamente de uno de sus refrescos azucarados preferido. De repente se detiene, observa la etiqueta de su refresco y entre los ingredientes aparece un tal “BVO”. Movida por la curiosidad, acude a sus padres y les pregunta:

“Papá, Mamá, aquí dice que esto tiene BVO”. ¿Sabéis lo que es el BVO? ¿Para qué sirve?”

Menudo marrón para los padres, ¿no? Porque la verdad es que así, a bote pronto, la gran mayoría de nosotros desconocemos por completo lo que es el BVO. Recordemos además que hemos retrocedido unos años en el tiempo, con lo que a los padres de Sarah les es prácticamente imposible acudir al “sabio” de Internet.

“No lo sé hija, ahora estoy muy liado con esto”, contesta el padre para escabullirse de la pregunta.

“Pues la verdad, no lo sé… ¿Y si preguntas en el colegio?” responde más atenta la madre.

Así que Sara realiza la misma pregunta a sus diferentes profesores del colegio.

“BVO significa Aceite Vegetal Bromado y se utiliza como producto químico retardante del fuego”, le contesta uno de sus profesores.

La respuesta de su profesor satisface la curiosidad de Sarah, pero despierta una nueva preocupación:

“¿Qué diablos hace un “retardante de fuego” en mi refresco? ¿Hasta qué punto puede ser peligroso?”

Así que Sarah decidió escribir una carta a la compañía propietaria y fabricante de dicha bebida solicitando aclaraciones y poniendo de manifiesto su intranquilidad y preocupación.

10 o 15 años atrás, lo más probable es que Sarah hubiese recibido una carta respuesta estándar, firmada por el sello de la firma del Director General u otro representante de la compañía, con un mensaje totalmente tranquilizador y acompañada de algún gadget promocional del refresco (adhesivo, camiseta…). Eso siempre que la compañía se hubiese dignado a contestar…

Sarah Kavanagh. Imagen: James Edward Bates para The New York Times.

Sarah Kavanagh. Imagen: James Edward Bates para The New York Times.

Volvamos ahora al presente, mejor dicho al 2012, que fue el año en el que ocurrió esta historia.

2012: Movida por la curiosidad de las siglas “BVO” en su refresco preferido, Sarah acude al “todo poderoso” Internet donde encuentra respuestas a sus preguntas. Más específicamente, accede a diversos estudios realizados por la revista “Scientific American” y tras leerlos, se le enciende la alarma por la presencia de dicho ingrediente en su bebida azucarada (un ingrediente ya prohibido en Europa).

Totalmente molesta y preocupada por su descubrimiento, decide movilizarse para poner fin a esta situación y decide comenzar una fuerte batalla contra PepsiCo, la compañía propietaria de Gatorade, la bebida en cuestión.

Tan sólo crea una petición a través de la plataforma Change.org solicitando la retirada de este polémico ingrediente. En sólo un par de semanas consigue la friolera cifra de 200.000 firmas, y lo más importante, que PepsiCo se comprometa a la retirada de dicho ingrediente.

Dos años después, en 2014, emprende la misma batalla contra otras marcas de bebidas ahora propiedad de CocaCola (Powerade, Fanta…) que también contienen el problemático ingrediente.

Pues bien, CocaCola acaba de anunciar hace unos días la retirada del BVO de sus bebidas de forma paulatina, comenzando por los USA y continuando por el resto de países donde el BVO está presente.

Como decía la principio, los tiempos YA han cambiado, y el ejemplo más claro lo tenemos en la acción de Sarah, en cómo una niña de tan solo 15 años y gracias al acceso a la información, a un grado de concienciación y al poder que le otorga Internet, es capaz no sólo de hacer frente a dos de los gigantes de la industria de bebidas a nivel mundial como son PepsiCo y CocaCola, sino también conseguir una rectificación en su forma de hacer sus productos (situación impensable en un pasado no tan lejano).

Como comenta la misma Sarah: “It’s really good to know that companies, especially big companies, are listening to consumers”.

La historia de Sara es un claro ejemplo del poder que los consumidores tienen o pueden llegar a tener sobre las marcas a fecha de hoy.

Y no hace falta decir que el mundo está lleno de “Sarahs” o mejor dicho, todos tenemos la capacidad de convertirnos en “Sarah”.

Así pues, ante esta nueva situación, sólo queda una opción para las marcas: ser Responsables, tanto en la forma de hacer y conducir el negocio, como en los impactos generados en la cadena de suministro, en el producto y/o servicio y propuesta de valor ofrecido a nuestro consumidor.

Ahora falta preguntarse cómo desarrollar esta responsabilidad y compromiso social y medioambiental y sobretodo, cómo convertirlo en un factor estratégico y competitivo, en una oportunidad más allá de la necesidad y/o la obligación.

La oportunidad de crear valor social obteniendo valor para la marca.

Luis Ribó
Director de Estrategia The Social Movers

 

Chipotle: del Social Brand Content al Branded Content

ImagenYa hace más de un mes que escribí en nuestro blog el post titulado “¿Qué hace The Social Movers en Branducers? (del Social Brand Content al Branded Content)”.

En él, y a modo de resumen, destacaba aspectos como:

  • La similitud en cuanto a marcas y RSE en torno a contenido: “las marcas son su contenido, y sin contenido no hay marca”. Lo mismo sucede con la RSE: debemos ser capaces de transformar las políticas de RSE de las organizaciones, empresas y marcas en contenido, en acciones reales y tangibles. Si no lo conseguimos, estos compromisos se quedarán en palabras y, como todos sabemos, las palabras se las lleva el viento. Así pues, “La RSE es su contenido y sin contenido, no hay RSE”.
  • Lo importante es lo que haces y no tanto lo que dices que haces” y más en los tiempos que corren, donde se coge antes a un mentiroso que a un cojo. Así pues, la cosa va de hacer primero para decir después, de ser un “Walker” y no un “Talker”.
  • El contenido es la mejor forma para conversar, conectar y generar “engagement” con el consumidor”, y me gustaría añadir que también es la mejor forma para transmitir valores. Así pues, una vez hemos “hecho”, una de las mejores maneras para  “decirlo” de forma “sexy”, relevante, atractiva, involucrativa y generando a su vez entretenimiento para la audiencia es el Branded Content.

Y en Chiplote tenemos un claro ejemplo de cómo hacer branding partiendo de un contenido social de marca, integrado en su ADN, aportando y desarrollando creatividad a través de contenidos originales, coherentes con la marca y relevantes para la audiencia.

Chipotle es una cadena de restaurantes Mexicanos ubicada en USA, Canadá y UK que desde su inicio apostó por la sostenibilidad y el compromiso social y medioambiental.

Su proyecto “Food with Integrity” está dirigido a “conseguir los mejores ingredientes que fueron obtenidos con respeto hacia los animales, el medio ambiente y los granjeros”.

Desde sus inicios, Chipotle apostó por la innovación también a la hora de comunicar y hacer participe al consumidor de su compromiso. Fruto de esta apuesta surgieron sus 2 premiados y alabados cortos (“Back to the start” (2011) y “Scarecrow” (2013) que podéis ver a través de este enlace.

Esta semana, la marca de burritos mexicanos ha anunciado una nueva vuelta de tuerca en su apuesta por la innovación en comunicación.

Con el objetivo de concienciar y generar curiosidad en el espectador sobre lo que realmente hay detrás de los alimentos que consume (de dónde vienen, su origen, cómo se producen, su proceso…) ha apostado por el Branded Content a través de “Farmed and Dangerous”.

“Farmed and Dangerous” es una comedia televisiva que se introduce y da una visión satírica del mundo de la industria alimentaria en los USA.

La primera “temporada” de “Farmed and Dangerous” constará de 4 episodios de media hora cada uno, y se centrará en los efectos secundarios y consecuencias que la introducción de PetroPellet, un pienso animal a base de petróleo y creado por la empresa Animoli (empresa ficticia, claramente), provoca en la industria alimentaria.

Como comenta el propio director de marketing de Chipotle, Mark Crumpacker, la razón para apostar por este innovador formato era la de poder desarrollar una acción de comunicación centrada en la transmisión de valores y compromisos y no tanto de producto, creando contenido que comunicase valores y generase entretenimiento a la vez, sin interrupciones ni intromisiones.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, nos encanta Chipotle por su clara apuesta por la sostenibilidad social y medioambiental.

Una apuesta que va mucho más allá que palabras y compromisos.

Una apuesta integrada a la perfección en su ADN.

Una apuesta centrada en compromisos que se transforman en contenido social de marca (Social Brand Content) a través de hechos y acciones reales, tangibles y exitosas en sus impactos.

Contenido social de marca comunicado a través de Branded Content, una apuesta por la transmisión de valores combinada con entretenimiento.

Un claro ejemplo de cómo pasar del Social Brand Content al Branded Content.

Os dejo con el trailer de “Farmed and Dangerous” que espero lo disfrutéis…

Luis Ribó
Director Estrategia The Social Movers

Llegan los “millennials”… y con ellos, un paso más para el desarrollo social positivo

Imagen

Ya tenemos los resultados del 3r estudio anual sobre “millennials” que ha desarrollado Deloitte Touche Tohmatsu (DTTL) con unos resultados muy interesantes (Third annual Millennial Survey).

Antes de entrar a repasar brevemente los resultados desde nuestro punto de vista más relevantes e interesantes, tan solo 4 líneas para definir “qué son los Millennials”, ya que es un concepto muy asociado al mundo del marketing y no tanto a todas las disciplinas.

Millennials es el término que se usa para denominar a toda aquella generación nacida aproximadamente entre los años 1985 y 1995. (También se les conoce como “generación del milenio” o “generación Y”, o desde una perspectiva más local, “generación Post-Naranjito”)

Esta generación se caracteriza por ser una generación emprendedora, que ha crecido a la par del desarrollo de la economía digital, y tiene una mentalidad fluida y colectiva.

Son personas que piensan más en disfrutar del camino que en llegar al destino final y en vivir plenamente el presente sin preocuparse por tener el futuro controlado, lo que les lleva al deseo de trabajar en aspectos que les apasionen y les permitan desarrollar su propósito final.

Estamos hablando de una generación que comparte el ideal de cambiar el mundo.

En este caso, Deloitte ha entrevistado a más de 7.800 millennials (nacidos a partir de 1983, con estudios universitarios y que trabajan full-time) en 28 países, encontrando resultados muy interesantes. (En este post os comentamos los que creemos más relevantes, pero os invitamos a leer todo el estudio).

–       Estamos hablando de una generación implicada, donde el 63% declara donar a entidades sociales, el 43% realiza tareas de voluntariado.

–       Una generación que desea y apuesta por trabajar (75%) en organizaciones que claramente aboguen por el pensamiento innovador, les permitan desarrollar sus habilidades y contribuyan positivamente en el desarrollo social.

–       Consideran que el éxito de una empresa u organización no solo se debe medir por sus logros financieros sino por su contribución al desarrollo social.

–       En este aspecto, el 70% considera que las empresas, organizaciones y marcas ya están contribuyendo a este desarrollo, pero que aún pueden hacer mucho más a la hora de afrontar e intentar solucionar los retos sociales y medioambientales a los que nos enfrentamos, destacando aspectos como el paro, el cambio climático, la generación de residuos, la equidad e igualdad social, la educación…

Desde The Social Movers abrazamos, aplaudimos y nos alegramos de los ideales, valores y opiniones de las nuevas generaciones.

Una generación que apuesta por crear un mundo mejor, y no solo desde su actitud y actos, sino que piensa, opina y pretende que las empresas se involucren a la hora de afrontar los diferentes problemas y retos sociales.

Y este es un camino de doble sentido, y eso nos alegra también, porque todas aquellas empresas y marcas que quieran y deseen acercarse y relacionarse con esta generación (que no son pocas), deberán empezar a replantearse su visión y compromiso social y medioambiental, realizando cambios en su modelo de negocio, de gestión, explotación… y apostando por aspectos como la RSE, la creación de valor compartido o la innovación social entre otros. En definitiva, más y mejor compromiso e implicación social y medioambiental.

Un paso más para contribuir entre todos al desarrollo social positivo.

Luis Ribó
Director Estrategia The Social Movers

¿Es tu compañía-marca una “Talker”, “Walker” o estás “On the road”?

ImagenQue el 86% de los encuestados estén de acuerdo con que la sostenibilidad será necesaria para la competitividad de las empresas es una muy buena noticia para empezar el 2014 con ganas, fuerzas y energía.

Y si las respuestas vienen de 5.300 ejecutivos y top managers de diferentes industrias y sectores de 118 países, pues aún mejor.

Este es uno de los principales datos que ha obtenido MIT Sloan Management Review, en la 5ª encuesta sobre sostenibilidad (Sustainability’s Next Frontier: Walking the Talk on the Sustainability Issues that Matter Most) llevada a cabo en colaboración con la Boston Consulting Group.

Una encuesta que analiza:

A.- Cuáles son los aspectos más significantes (materiales) en sostenibilidad para las empresas.

B.- Cómo los están abordando.

C.- Factores comunes y de éxito en este “abordaje”

Vayamos con los resultados…

A.- DE LOS DIFERENTES ASUSNTOS EN SOSTENIBILIDAD (Social, medioambiental y económico), ¿CÚAL ES EL MÁS CRÍTICO PARA SU EMPRESA?

A nivel general, existe un aumento considerable en significación tanto de aspectos sociales, medioambientales y económicos (quedando el social algo por detrás de los otros dos).

A pesar de que cada industria tiene sus propias preocupaciones y necesidades vinculadas a su sector y estrategia de negocio, a nivel general podemos resaltar la importancia de:

  • Social: la salud y bienestar de los trabajadores, comunidad y consumidores.
  • Medioambiental: eficiencia energética, polución y generación de residuos.
  • Económico: competitividad, presión del mercado y generación de ingresos.

Destacar también el foco en aquellos aspectos o materias más tangibles, más vinculadas con el negocio y/o estrategia y que generen resultados a corto plazo, dejando en segundo plano aquellas más vinculadas a aspectos intangibles o que obtienen resultados. Actúan a largo plazo.

B.- ¿CÓMO ESTÁN AFRONTANDO LAS EMPRESAS ESTOS ASPECTOS?

Es aquí donde aparece el gap entre “pensar” y “actuar”, entre el pensar o decir que sí, que la sostenibilidad es una necesidad, y el realmente actuar.

Un gap que lleva a definir 3 tipos de empresas:

  • WALKERS: Aquellas compañías que, conscientes de la importancia de la sostenibilidad para su estrategia y competitividad, definen las materias más urgentes, relevantes, preocupantes… y actúan sobre ellas. En otras palabras, llevan a cabo sus compromisos o estrategias, dándoles vida a través de acciones concretas.
  • TALKERS: Aquellos que se quedan en las palabras. Compañías que declaran y son conscientes del papel de la sostenibilidad, pero que no actúan ni llevan a cabo ninguna acción.
  • ON THE ROAD: A caballo entre los “Talkers” y los “Walkers”: han detectado las materias en sostenibilidad relevantes y empiezan a caminar para hacer del “pensar” una “Actuación”.

El propio estudio define las 5 características que definen y diferencian a los Walkers de los Talkers. 5 pasos necesarios para ser un Walker:

–       Crear una estrategia en sostenibilidad.

–       Llevar y poner la sostenibilidad en la agenda de los top managers.

–       Desarrollo de Business Cases vinculados a la sostenibilidad

–       Medir el progreso de sus acciones (indicadores)

–       Modificar los modelos de negocio en base a los resultados y acciones.

C- ASPECTO COMÚN EN ESTE CAMINO: COLABORACIÓN

De entre los Walkers es generalizada la opinión y convencimiento de que una compañía, por sí sola, no puede hacer frente a los diferentes aspectos o materias en sostenibilidad definidas.

De aquí el auge y creciente importancia de la colaboración: la suma de esfuerzos, recursos, dedicación, compromisos… entre las compañías, sus grupos de interés, otras compañías e incluso la propia competencia.

En resumen: empieza a ser común y generalizada la opinión de la importancia de la sostenibilidad para el futuro de la competitividad de las empresas.

Pero es necesario llevar este “pensamiento” a la acción.

– Si tu compañía es un Walker, ¡felicidades!

– Si tu compañía es un Talker, quizás va siendo hora de poner en marcha y activar tus compromisos en sostenibilidad.

– Y si estás en el proceso de “On the road”, te animamos a seguir en el para convertirte en un Walker.

Eso sí, os recomendamos una lectura más detallada del informe que seguro os dará pistas, insights, ejemplos… para seguir adelante.

Porque aprovechando que empieza un año nuevo y todos tenemos nuestros propósitos, es hora de activarlos y ponerlos en marcha.

Ánimo y adelante!

Luis Ribó
Director Estrategia The Social Movers

Hakuna Matata, una forma de ser… Hakuna Matata, ¡nada que temer!

Este año en Movers decidimos celebrar la Navidad de una forma distinta. Queríamos dedicar un poco de nuestro tiempo (ese que tan a menudo nos falta), a conocer una entidad social y poder compartir su día a día a través de una actividad que a la vez fuera divertida y motivadora para todos. Así que nos embarcamos en nuestro voluntariado corporativo navideño junto a la Asociación Acidh, una entidad sin ánimo de lucro que trabaja con personas con inteligencia límite para mejorar su calidad de vida a través de una atención integral.

Acidh lleva a cabo esta atención directa a través de sus diferentes servicios. Entre ellos, su Club Social situado en el barrio de Gràcia de Barcelona, al que las personas acuden de forma voluntaria para aprender, compartir y socializar a través de las actividades que los responsables del proyecto proponen. Y eso era lo que pretendíamos en nuestro voluntariado corporativo: aprender compartiendo con las personas que de forma voluntaria quisieran sumarse a esta actividad.

Captura de pantalla 2013-12-19 a la(s) 12.09.50

El reto: Conseguir que 30 personas cantásemos al unísono. Y a ser posible, sin desafinar.

La canción: Hakuna Matata (todos los derechos reservados – por eso no podremos enseñaros el material audiovisual).

El resultado: Un vídeo en el que superamos todas las expectativas.

IMG_3965

Después de dos tardes de ensayos, nervios, risas, y algún que otro gallo, la grabación tuvo lugar el pasado 12 de diciembre. Cada uno tuvo su papel, unos como solistas, otros como bailarines, como cámaras o como regidores. Todo con mucho arte y sobretodo buen humor. Y después de tanto trabajar, terminamos con una chocolatada para todos los participantes. Fue una tarde redonda.

foto_xoco


Dice la canción que Hakuna Matata es una forma de ser, y que hay que vivir sin nada que temer. En Movers cerramos 2013, nuestro primer año de andadura, sin nada que temer.

Porque nos gusta, nos motiva, nos entusiasma y nos mueve lo que hacemos y nuestra forma de ser.

Y lo que nos llevamos de la actividad con Acidh, aún nos da más fuerza para encarar el 2014 sin nada que temer.

¡Hakuna Matata!
¡Gracias Acidh!

El equipo de The Social Movers