Marcas y sostenibilidad: algo está pasando cuando…

Diapositiva1Algo está pasando cuando se emite en televisión, y en la franja horaria de prime time, un reportaje sobre la violación de derechos humanos y las penosas e infrahumanas condiciones laborales y de vida en las minas de coltán del Congo.

Nos referimos a uno de los documentales emitidos en el nuevo programa de Antena 3 “En Tierra hostil”. Un programa que pretende acercarnos la realidad social de las “10 zonas más calientes” del planeta. Una realidad que, como veremos más adelante, no está tan alejada de la nuestra, de nuestro día a día.

En este caso el programa se adentraba en territorio del Congo donde se ubica una de las principales minas de coltán del mundo y donde se producen las mayores atrocidades y violaciones de los derechos humanos con tal de hacerse con este material.

Pero… ¿qué es el coltán?

Quizás es la primera vez que oyes esta palabra y te suena a chino, pero te puedo asegurar que el coltán está mucho más cerca de ti de lo que crees.

Estamos hablando de un material indispensable para la creación de dispositivos móviles. O dicho con otras palabras, el coltán es ese material indispensable a partir del cual se ha fabricado esa tablet o smartphone que ahora tienes entre tus manos.

El hecho de ser “indispensable” ha convertido al coltán en un preciado material y ya son muchas las personas que pretenden beneficiarse de ello aunque sea a través de la violación de los derechos humanos fundamentales, como bien reflejaba este documental.

¿Y por qué decimos que algo está pasando?

Porque, a nuestro parecer, o al menos a mi parecer, y dejando al margen los posibles sensacionalismos de este tipo de programas, formatos y de la propia cadena, es importante mostrar esta realidad infrahumana tan lejana y a la vez tan cercana.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, algo está cambiando en nuestro consumidor y en la visión e idea que tiene sobre las marcas. Nos encontramos ante un nuevo consumidor, un consumidor-ciudadano, una persona cada vez más sensible y consciente del mundo que le rodea, de las injusticias y realidades sociales existentes y que poco a poco empieza a trasladar estos valores y preocupaciones a sus actos de consumo.

Sé que seguimos viviendo bajo la dictadura del precio y de la calidad en nuestras elecciones de consumo, y en gran medida gracias a la crisis económica que estamos viviendo, pero la responsabilidad empieza a convertirse en un nuevo driver de compra.

(La responsabilidad de las marcas como tercer factor de elección de una marca tras precio y calidad según un estudio de Deloitte).

Para los que encuentren exagerado catalogar la responsabilidad atribuida a una marca como un driver de compra, sí que podemos afirmar que poco a poco empieza a convertirse en una exigencia o un “must” para el consumidor hacia las marcas.

Este consumidor-ciudadano empieza a estar cada vez más preocupado o interesado en el “cómo” ha llegado ese producto que usa o consume a sus manos. Es decir, ir más allá de los aspectos funcionales de producto o emocionales de marca, y empezar a interesarse en lo que hay detrás de la marca, en los impactos generados en la cadena de suministro, tanto a nivel social como medioambiental, en las condiciones laborales en origen, la posible violación de derechos humanos y empleabilidad de mano de obra infantil, en las prácticas poco éticas y abusivas, en las emisiones de CO2, generación de residuos…

Y ante esta realidad, cada vez son más los consumidores que deciden o bien premiar aquellas marcas comprometidas y responsables a través de su compra o por lo contrario penalizar a aquellas poco o nada éticas y responsables y no solo a través de la “no compra” (recordemos que la compra es lo más similar a un voto por parte del consumidor) sino que, gracias al poder que nos han otorgado las redes sociales, deciden boicotearlas desde la difusión negativa de dichos comportamientos poco éticos.

Así pues, reportajes como el de ayer no hacen más que concienciar aún más a nuestra sociedad, y por lo tanto a los ciudadanos-consumidores sobre la realidad que existe detrás de los productos que usan y consumen a diario. En este caso estamos hablando de la violación de los derechos humanos que se esconde detrás de sus tablets o smartphones.

Una realidad que perfectamente podría trasladarse a otros sectores como el textil, alimentación, entretenimiento…

Que un medio como la televisión emita este tipo de contenido y en prime time es significativo de que algo está cambiando y de que poco a poco la sociedad empieza a ser cada vez más exigente con las empresas y las marcas de su entorno.

Así pues, directores y responsables de marca, de comunicación, de marketing y de sostenibilidad, tomen nota por que algo está pasando cuando…

Luis Ribó
Director de Estrategia en The Social Movers

Anuncios

La estrategia de Creación de Valor Compartido de Nestlé, o cuando el concepto cobra sentido

Desde 2009, y anualmente, Nestlé organiza su Foro Global de Creación de Valor Compartido
(CVC). Un foro cuyo objetivo es el de abrir el diálogo, la participación y el debate con los principales expertos internacionales que pueden aportar y contribuir al modelo de gestión y de desarrollo de negocio de Nestlé, basado en el concepto y en su estrategia de CVC.

Este año el  Creating Shared Value Global Forum, al que hemos podido asistir, ha sido co-organizado junto al United Nations Conference on Trade and Development, UNCTAD, (Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo) y ha tenido lugar en Lausanne (Suiza), en el centro de investigación de Nestlé, Nestle Research Center, uno de los mayores centros de investigación y de innovación del mundo para mejorar la calidad de vida de las personas a través de la nutrición y de la alimentación.

foto_csv_nestle_blog

El objetivo de Nestlé es el de incentivar una reflexión multistakeholder y colaborativa y para ello el Foro contó con la asistencia de 300 expertos internacionales representando a diferentes sectores y ámbitos de acción: organismos y redes internacionales, asociaciones internacionales, académicos, investigadores, policy makers, representantes de gobiernos de países en desarrollo, algunas de las ONG internacionales más representativas, así como los representantes y responsables de activar e impulsar la estrategia de CVC de Nestlé, incluyendo a su presidente Peter Brabeck y a su CEO, Paul Bulcke.

Todos ellos debatieron en torno a los ejes temáticos que articularon las mesas de participación del Foro y que forman parte además de las líneas de acción de la estrategia de CVC de Nestlé:

  • Nutrición y salud: Del bienestar de las personas a una sociedad más saludable.
  • Agricultura sostenible: Cómo gestionar e impulsar de forma sostenible el desarrollo de las comunidades rurales y agrícolas, y dar respuesta a la demanda de productos.
  • La escasez del agua: Cómo resolver este reto.

Muchos de estos retos no solo forman parte de los desafíos propios a los que se enfrenta Nestlé como actor clave de la industria alimentaria, sino que son retos globales, transversales y que impactan de forma directa en la vida de las personas de todo el mundo y en la sostenibilidad del planeta.

Algunos de ellos, como la gestión del agua, promovieron un debate muy activo y muy interesante entre los diferentes actores, dando lugar al planteamiento de varios modelos de acción. Se trata de un reto al que es difícil dar una respuesta que además sea aceptada por todas las partes implicadas. Y es que, tal y  como dijo uno de los participantes, la escasez de agua es un tema de “vida o no vida”  y por lo tanto, muy emocional, y resulta difícil por ello promover políticas y regulaciones que afecten tan directamente a la vida y a las emociones de muchas personas.

Se trata solo de un ejemplo de cómo los actores clave pueden aportar, debatir, participar y co-crear para definir posibles soluciones a retos claves como es la gestión del agua. Porque para Nestlé, la CVC no es solo un concepto sino que se integra en sus operaciones y en su core business.

Si queréis saber más sobre la estrategia de CVC de Nestlé y cómo se integra en su cadena de valor, os recomendamos la entrevista a José Lopez, Vice-Presidente ejecutivo y responsable de Operaciones de Nestlé (de origen español). 

Dolors Vallespí
Directora General The Social Movers

En The Social Movers viajamos de forma responsable, ¿y tú?

ceci¿Preparando las maletas para las vacaciones de verano? En The Social Movers también estamos apunto de tomarnos unos días de descanso y hemos pedido a todos los miembros del equipo que nos den algunos consejos para disfrutar de unas vacaciones sostenibles y responsables, generando impactos positivos en las zonas que visitaremos. Estas son algunas de las ideas que han surgido y que queremos compartir con vosotros.

A la hora de decidirnos por el alojamiento, Cecilia destaca la importancia de buscar hoteles o sitios para dormir que sean eco-sostenibles, eco-friendly, o que de alguna manera fomenten el turismo. Y una vez en el  hotel, realizar pequeños gestos que sí marcan una diferencia, como duchas en vez de baños o reutilizar las toallas.

mariaEn países en vías de desarrollo, ser conscientes con aquellas acciones que en principio son “buenas”, como dar dinero a los niños que piden por la calle, dar ropa o medicamentos. Hay que asegurarse de canalizar bien esas ayudas para que se haga un buen uso de las mismas y evitar tráfico de intereses. Por ejemplo, con los niños de la calle deberíamos tratar de evitar que falten a clase para conseguir dinero rápido, o entregar los medicamentos a hospitales o centros médicos donde sepan dar un buen uso de ellos. Y sobre todo, respetar la cultura y costumbres de cada país.

Y Maria añade, ¿por qué no aprovechar este tipo de viajes para conocer alguna organización social de la zona? No importa si tu viaje no es como cooperante, puedes incluir en tu ruta una parada en alguna organización social que trabaje con retos y problemas en el país que estés visitando. Esto te permitirá conocer la realidad del país de una forma mucho más humana y directa, y quizás éste sea un primer contacto para una futura vinculación a una causa social.

dolorsDe hecho no importa si vas lejos o prefieres disfrutar de un destino más cercano para ser responsables con el medio ambiente. Dolors recomienda ventilar la casa a primera hora de la mañana y bajar las persianas al salir para que al volver, la casa esté más fresca y necesite menos aire acondicionado. Así ahorrarás energía.

También en relación al cuidado del medioambiente, Bàrbara propone que si decides usar coche y viajas con varias personas trates de organizarte para que los vehículos vayan llenos. Así ahorraréis en presupuesto y le ahorraréis emisiones al medio ambiente.

Dolors también recuerda que, allí donde vayas, y sobretodo si es en España, seguro que coincides con alguna recolecta de alimentos. Las asociaciones y ludotecas públicas que funcionen en verano, no tienen suficientes fondos para aportar alimentos a las familias que más lo necesitan. Contribuye a la recolecta o haz una buena compra de alimentos siguiendo las necesidades que tenga cada centro.

Tal y como recalca Luis, no se sabe por qué pero muchas veces el verano se asocia a despilfarro: consumimos más de lo normal. Consumimos productos innecesarios, compramos productos que no usaremos, nos llenamos de caprichos que luego dejamos abandonados, gastamos innecesariamente… Antes de realizar una compra por impulso, piensa si realmente es necesaria o responde más al capricho del momento.

barbara_baixaY si es necesaria, ¿por qué no dedicar un poco más de tiempo a buscar aquella alternativa más sostenible y socialmente responsable? A veces lo barato puede salir muy caro para nuestra sociedad y nuestro planeta. Bàrbara nos invita a traer productos de souvenirs elaborados por artesanos/productores locales. De esta forma, contribuyes a la compra de proximidad y con menor huella de carbono. Probablemente también tendrás la ocasión de encontrar algún producto ecológico que alegrará la cocina de familia y amigos.

luis

Un último consejo de la mano de Luis. Al levantar el “campamento base de la playa” asegúrate que todo queda recogido y que no dejas abandonado en la arena ningún trozo de plástico, papel, colilla… Y si ves alguno de estos u otro elementos, aunque no sea tuyo, haz el esfuerzo de recogerlos y llévalos a la basura correspondiente antes de enterrarlos disimuladamente en la arena o girar la cara hacia otro lado porque, total, como no es tuyo…

Así pues, después de todos estos consejos desde The Social Movers no nos queda más que desearos unas felices y socialmente responsables vacaciones.

¡Nos contamos a la vuelta!

El equipo de The Social Movers

Bienvenidos a la RSO: Responsabilidad Social de las ONG

La semana pasada asistimos en Barcelona a la presentación de la Red para la Sostenibilidad de Organizaciones del Tercer Sector, un proyecto impulsado por Fundación ECODES y Fundació Pere Tarrés cuyo objetivo es el de constituir en tres años una red de 50 entidades del tercer sector comprometidas con la inclusión de criterios de Responsabilidad Social en su gestión.

red_ecodes2

Los criterios de responsabilidad social a trabajar por parte de la Red versarán sobre tres ejes: la eficiencia en la gestión de recursos, la sostenibilidad económica y financiera, y la medición del impacto social y ambiental como forma de dar cuenta a la sociedad del trabajo de las entidades sociales.

¿Se puede integrar la RSE en las ONG?
Esta es la pregunta que nos surge a raíz de esta iniciativa. Pues bien, creemos que la respuesta es un sí rotundo. Las organizaciones del Tercer Sector reivindican su papel como agentes clave en la construcción de una sociedad más justa y sostenible. En este sentido, la incorporación de prácticas de responsabilidad social en las organizaciones puede ayudar a que éstas mejoren aspectos fundamentales que repercutan en un aumento de su eficacia, eficiencia y competitividad.

Las organizaciones del Tercer Sector han afrontado en los últimos años un proceso de cambio marcado por la crisis económica que comenzó en 2008. Cambios en los sistemas de financiación y en las necesidades sociales de la sociedad que obligan a repensar el tercer sector como un agente generador de valor, con un importante papel en la mejora de nuestra sociedad.

Por ello, la implementación de acciones que mejoren la gestión de los recursos de las ONG así como el fomento de la sostenibilidad económica y financiera y potencien la medición y comunicación del impacto social que genera el trabajo que realizan, son buenas noticias.

Precisamente sobre impacto social y valor del retorno social de las inversiones se habló también durante la presentación de la Red para la Sostenibilidad de Organizaciones del Tercer Sector, a través de la experiencia del Clúster Créixer. Esta entidad, como muchas otras, ha puesto en marcha un proceso de medición del valor social y económico generado a través de sus actividades mediante indicadores SROI (Retorno Social de la Inversión).

Según las estimaciones que se presentaron, cada euro invertido en esta entidad repercute en la sociedad en 4,25 euros.

Este dato nos lleva a dos conclusiones. La primera, que es necesario que las ONG puedan medir (también) sus impactos de forma cuantitativa y trasladar estos datos a su base social y a la sociedad en general, fomentando la transparencia. Y la segunda, que efectivamente el papel de las organizaciones del Tercer Sector sigue siendo fundamental en un momento en el que el sector público y el sector privado pueden dar respuesta a todos los retos sociales a los que se enfrenta la sociedad moderna.

Invertir en el Tercer Sector para que éste genere riqueza social y siga creando valor compartido. Ésta es la visión que tenemos en The Social Movers sobre las organizaciones sociales.

Maria Urrero
Project Coordinator en The Social Movers

Internacionalización del Tercer Sector: en busca de nuevos horizontes (y de nuevos mercados)

Interviene el responsable de Proyectos en Marruecos del Casal dels Infants que presenta uno de los proyectos que esta organización lleva a cabo en Marruecos:

“Me alegra haber encontrado, al fin, una palabra que describe de forma específica
nuestro trabajo en el exterior: la internacionalización”.

El proyecto de actuación en Támarruecosnger del Casal dels Infants fue uno de los ejemplos que se presentaron en la jornada “La internacionalización del Tercer Sector social y de la economía social cooperativa” que ACCIÓ (la Agencia para la competitividad de la empresa de la Generalitat de Cataluña) y la Taula d’Entitats del Tercer Sector Social de Catalunya organizaron el pasado 13 de mayo en Barcelona con el objetivo de visibilizar e incentivar la internacionalización entre las entidades del Tercer Sector.

Energy Control es un programa de reducción de riesgos en el consumo de drogas que desde 1998 cuenta con partners y réplicas a nivel europeo y desde 2005 se exporta también a América Latina. Núria Calçada, coordinadora de este proyecto de la Asociación Bienestar y Desarrollo (ABD), desgranó cómo se ha escalado el proyecto a otros países a través de acuerdos de colaboración y/o formación para la correcta implantación de este programa por parte de otras entidades.

La internacionalización es una fórmula para replicar o fomentar en otros países proyectos sociales de las organizaciones del Tercer Sector, que en Cataluña representan el 2’8% del PIB y ofrecen servicios a más de 2 millones de destinatarios. No es una fórmula nueva para el Tercer Sector (ejemplos como el de ABD o el Casal dels Infants así lo demuestran), pero sí es novedad que la administración haya decidido abrir una nueva línea de ayuda a la internacionalización para las organizaciones de este sector de la economía, cuando hasta ahora se había trabajado principalmente en clave de cooperación internacional.

En este sentido, ACCIÓ pretende colaborar a dar impulso a las organizaciones del Tercer Sector en su desarrollo internacional a través de una nueva línea de acción, que cobra especial relevancia en un momento en el que este sector está viviendo un proceso de reestructuración como consecuencia de la crisis económica.

Mapa mundiDesde The Social Movers valoramos de forma muy positiva la búsqueda de nuevos horizontes por parte de las organizaciones del Tercer Sector y defendemos la innovación como una de las claves del éxito de los proyectos sociales. Por ello, invitamos a todas las organizaciones sociales a la reflexión y al análisis con el objetivo de encontrar su propuesta de valor social y maximizar así su impacto. Aunque de entrada pueda parecernos una idea descabellada, es posible que nuestro proyecto social tenga también un horizonte en clave internacional.

¿Nos ponemos a ello?

Maria Urrero
Project Coordinator en The Social Movers

Una nueva era en la gestión de información no financiera

El pasado 8 de mayo tuvimos la oportunidad de asistir en Bruselas, como representantes de la Secretaría Técnica de la Red Europea de RSE y Discapacidad, al evento organizado por CSR Europe “Get Your Company Ready for A New Era of European Non-financial Reporting and Integrated Performance” que congregó a más de 60 personas, representantes de la Comisión Europea (CE), empresas, consultoras y ONGs a conocer y debatir en detalle la nueva Directiva de divulgación de información no financiera, aprobada el 15 de Abril de este año por el Parlamento Europeo.

La aprobación de dicha Directiva obligará a miles de grandes compañías cotizadas y con más de 500 empleados a incluir información no financiera en sus informes de gestión. Un cambio con mayúsculas que marca un antes y un después en la gestión de la sostenibilidad y que, desde The Social Movers, defendemos e impulsamos como vía no sólo para promover la transparencia, sino para crear nuevos modelos de negocio más sostenibles.

Desde la CE se hizo énfasis en que la nueva Directiva no es el final del proceso, y debe ser interpretada como una guía sobre cómo proveer a las empresas, los inversores y la sociedad en general de información concisa y útil sobre factores ambientales, sociales y de buen gobierno. Se trata del inicio de un nuevo camino hacia la transparencia que conducirá a las empresas a obtener mejores resultados, tal como avalan la CE y diferentes estudios e informes realizados por asesores independientes.

Pero a pesar del importante logro que constituye la propia aprobación de la Directiva (que posteriormente se traducirá en directrices y en las transposiciones que hagan los diferentes países miembros a nivel nacional), existen riesgos que hay que abordar cuanto antes para que la gestión de dicha información sea realmente útil y pueda convertirse en nuevas oportunidades de negocio.

Desde el punto de vista empresarial, la fijación de objetivos y la automatización del proceso serán claves para facilitar la incorporación de información no financiera a los reportes de gestión. En cambio, desde la perspectiva de los inversores, el reto reside en poder comparar de manera eficiente los datos y en trazar vínculos cuantificables entre la información financiera y la no financiera.

¿Pero el hecho de reportar realmente genera más valor que coste?

Éste es uno de los interrogantes que puede surgir al respecto y que de hecho generó debate durante el evento. Algunas empresas defienden que la medición de resultados representa un ahorro, ya que el coste radica en desarrollar sistemas integrados de recolección de datos, cuyos costes de implementación y formación comparados con los resultados son mucho menores.

Por otro lado, otras organizaciones creen que reportar sí que tiene un coste relacionado con el stakeholder engagement, que implica el desarrollo de una nueva cultura interna y de nuevas políticas. En lo que sí coinciden ambas posturas es en que los indicadores deben ser correctos y fiables, integrando en las organizaciones una cultura de medición que asegure la calidad de la información.

¿Cuántas veces hemos oído la frase “Lo que no se puede medir, no se puede gestionar”?

Desde nuestro punto de vista, la generación de indicadores y medición de resultados no financieros es una pieza indispensable para el proceso de mejora continua de las empresas que genera una ventaja competitiva ya que facilita el diálogo con stakeholders clave en el panorama actual.

Por lo tanto, seguiremos trabajando y aportando nuestra experiencia, estrategia e ideas al servicio de la transparencia y la generación de nuevos modelos que beneficien tanto a las organizaciones como a la sociedad.

Cecilia Conde
Project Manager en The Social Movers

Un consumidor cada vez más concienciado. ¿Y las marcas?

ImageSe acaban de publicar dos nuevos estudios sobre las preocupaciones sociales y medioambientales de los ciudadanos y consumidores y su percepción, opinión y actitud versus a las marcas en esta materia.

Dos nuevos estudios que vuelven a poner de relieve que algo está pasando (o si no, tiene que pasar) en el mundo del marketing, branding, comunicación y sostenibilidad.

El primero de ellos y presentado en las conferencias de “Sustainable Brands” de Londres: ”hábitos del consumidor” del FSC (Forest Stewardship Council) realizado por GFK entre 9.000 personas de 11 países, cuyo objetivo era el de identificar los valores relacionados con el medio ambiente y hábitos de compras del consumidor (http://ic.fsc.org/download.consumer-research-2013.1425.htm).

De este estudio me gustaría extraer un par de datos y conclusiones, invitando a los más interesados a leer todo el estudio.

–       El 84% de los encuestados muestra una alta preocupación por la conservación ambiental. Siendo el 82% cuando hablamos del cambio climático.

–       El 80% de los consumidores cree que las empresas (marcas) deben tener un papel fundamental en la resolución de estos problemas medioambientales (conservación y cambio climático).

–       Es por ello que el 52% de los encuestados declara considerar el impacto medio ambiental en sus actos de compra, siendo el 76% los que opinan ser conscientes de la importancia de sus actos de compra, ya que pueden llegar a marcar la diferencia.

–       Ante esta realidad, sólo el 50% de los encuestados confía en las certificaciones-eco-etiquetas que aparecen en los packagings de producto y tan sólo el 20% confía plenamente en la publicidad de las marcas.

Ello nos lleva a poner de relieve la poca o escasa confianza existente en los mensajes publicitarios de las marcas, así como en su transparencia y honestidad.

Y es que como revela el segundo estudio, el Informe “From transparency to full disclosure” de la Agencia de Comunicación Global Cohn&Wolfe, llevado a cabo en EUU, UK y China entre 3.000 consumidores:

–       El 33% piensa que las compañías sólo dan a conocer lo que necesitan por razones legales.

–       El 22% cree que las empresas sólo divulgan información que muestra la cara amable de su negocio.

–       Y 1 de cada 6 cree que las empresas carecen deliberadamente de transparencia y honestidad.

Dicho estudio muestra la creciente importancia que la transparencia y la honestidad de la empresa/marca pasa a tener como factor clave en la toma de decisiones de los consumidores a la hora de comprar, situándose en tercer lugar después del precio y la calidad.

Y ¿a dónde nos lleva todo esto? Desde The Social Movers queremos extraer algunas conclusiones importantes y relevantes e invitamos a nuestros amigos, seguidores, curiosos y movers a sumergirse en dichos estudios y datos para extraer sus propias conclusiones.

Por nuestra parte:

–       Como ya apuntábamos al principio de este post, algo está pasando por la cabeza del consumidor (y por supuesto ciudadano).

–       Estamos ante una creciente preocupación por la salud de nuestro planeta, por la situación medioambiental y social que estamos viviendo.

–       Preocupación que poco a poco, este ciudadano, va trasladando a sus actos de consumo, premiando o castigando según qué compromisos, actitudes y realidades de las empresas frente a esta situación.

–       Es por ello que las marcas no deben quedarse totalmente pasivas, sino actuar tomando compromisos sociales y medioambientales.

(Y más teniendo en cuenta que el 80% considera que las marcas y empresas deben tener un papel fundamental en la resolución de estos problemas)

–       Pero de nada sirve seguir instalados en el viejo paradigma de la inclusión de un eco-logo “y listos” o de la simple campaña green (eco o verde o como la queramos llamar) de lavado de cara.

–       Las marcas deben adoptar un compromiso serio, firme, real y por supuesto tangible con esta realidad.

–       Construir sobre realidades y hechos y no sobre “la magia de la publicidad”.

–       Ser honestos y transparentes y no sólo comunicar, sino generar engagement y vínculo entre el consumidor (y ciudadano) y el compromiso y contenido social y medioambiental de la marca.

En definitiva, el momento ideal para las marcas para revisar su responsabilidad, ejecutarla con total transparencia y honestidad, acercarse al consumidor/ciudadano a través de hechos y propuestas de valor y estar a su lado frente a sus preocupaciones que también son y deben ser las de las marcas.

Luis Ribó

Director Estrategia

H&M y el Reciclaje

Nos encanta la iniciativa que está llevando a cabo H&M en cuanto al reciclaje. Nos gustaría destacar el cómo han realmente han salido movilizar al ciudadano ante un tema latente como el reciclaje, convirtiendo el gesto medio ambiental en un beneficio claro: obtención de descuentos, generando a la vez, valor para la cadena de ropa (gasto de los cupones descuento).

Eso sí, hemos de decir que no es la primera cadena de ropa en realizar acciones de este tipo. Mango y Marks & Spencer también recogen prendas usadas en sus tiendas.

Esta acción la han hecho a través de una asociación con I:CO, una organización que recolecta ropa y zapatos para reciclaje. H&M pondrá los contenedores de I:CO en todas sus tiendas de 48 países a partir de Febrero 2013.

¡Una acción de Valor Compartido que esperemos en breve llegue a España!

Puedes leer la noticia en Expansión (9.12.12) Del armario a la tienda, pasando por el reciclaje.

También os dejamos algunos vídeos:

H&M starting clothing recycling program

I:CO | Rethink. Recycle. Reward.