Innovación social, Educación y Tecnología

IMG_445425879El pasado lunes Ship2B celebraba el I Foro de Innovación Social: Educación + Tecnología en Barcelona. Me parece que todos estamos de acuerdo en que la educación es un pilar fundamental de nuestra sociedad y de hecho quedó más que ratificado por los ponentes, que resaltaron la importancia de la educación para la transformación de las sociedades y de la innovación como pieza clave para tener una educación de calidad, que dé respuesta a los retos sociales.

A lo largo de la mañana, diferentes ponentes expusieron experiencias, tendencias y ejemplos entorno a la educación y las TIC, pero en este post me gustaría centrarme en algunas de las buenas prácticas que nos presentaron al final de la mañana y que resultan especialmente interesantes por su carácter innovador. Si bien es cierto que algunas de ellas dan respuesta a problemas muy propios del sistema educativo anglosajón, no está de más ver cómo los emprendedores encuentras soluciones innovadoras a los retos de sus contextos sociales a través del uso de las TIC.

Ship2B junto con creafutur han identificado 80 buenas prácticas que, a través de la tecnología, dan respuesta a 4 retos educativos: educación en valores, dificultades de aprendizaje, mejora de resultados académicos y formación e inserción laboral. Nosotros hemos elegido una buena práctica para cada uno de dichos retos:

Educación en valores
La solución que hemos elegido es el proyecto IPads y autismo, un proyecto desarrollado para favorecer el aprendizaje de alumnos con necesidades educativas especiales pero que pueden utilizar todos los alumnos en general. El objetivo de este proyecto es doble, por un lado el  de llevar a cabo un trabajo con alumnos que presentan TEA y iPads en el aula ordinaria, y  por el otro, ser un espacio para compartir información, recursos, experiencias o dudas en la práctica diaria en el aula.

Más info: http://ipadsautismo.blogspot.com.es/p/proyecto-ipads-y-autismo.html

Dificultades de aprendizaje
El proyecto elegido es la Universidad de Padres, una iniciativa dirigida por José Antonio Marina cuyo objetivo es ayudar a los padres en el proceso educativo de sus hijos. La iniciativa usa las nuevas tecnologías para conectar padres con expertos, padres con padres o para divulgar herramientas y recursos pedagógicos.

Más info: http://universidaddepadres.es/

Mejora de resultados académicos
En este reto educativo, hemos elegido una buena práctica norteamericana: Wishbone, una plataforma de crowdfunding para apoyar a jóvenes de familias con pocos recursos a poder costearse programas de verano.

Más info: https://www.wishbone.org/

Formación e inserción laboral
En el apartado de formación e inserción laboral hemos elegido la Khan Academy, una herramienta que ofrece educación gratuita para personas de todo el mundo. Este proyecto, también norteamericano, fue nombrado por varios de los ponentes de la Jornada.

Más info: https://www.khanacademy.org/

Eventos como el que tuvo lugar el lunes pasado muestran que existen iniciativas muy interesantes para analizar y/o replicar en el ámbito de la educación y las TIC. Y todavía mejor, permiten constatar que hay muchas personas, aquí y en todo el mundo, que desde sus capacidades y teniendo en cuenta limitaciones horarias, presupuestarias, etc. apuestan cada día por innovar en un tema como es la educación, un bien común de todas las sociedades.

Bàrbara Mayoral
Responsable de Proyectos The Social Movers

Anuncios

Cómo implantar un programa de voluntariado corporativo: Del Voluntariado Corporativo al Social Employee Engagement

offering-427297_1920Siguiendo nuestra visión, nuestra recomendación a potenciales clientes que quieren poner en marcha un programa de voluntariado corporativo va orientada a trabajar con metodologías y procesos que generen participación, engagement e innovación. Para implantar un programa de voluntariado corporativo, cuyo objetivo es que personas ayuden a personas, estos procesos cobran mayor relevancia si cabe. En The Social Movers, este tipo de actividades no las concebimos sin dar al empleado el protagonismo y liderazgo que se merece, por eso nosotros no hacemos “Voluntariado Corporativo” sino “Social Employee Engagement” (SEE).

Compartimos con vosotros lo que consideramos son aspectos clave para poner en marcha y dinamizar con  éxito un programa de SEE:

  1. El compromiso de la empresa debe ser claro y firme. Aspectos como la visión y los motivos por los que la empresa se convierte en impulsora del voluntariado deben estar definidos y comunicarlos de forma precisa. Todavía mejor si este compromiso se materializa en una identidad y en unos principios propios.
  2. Dotar de recursos. El compromiso se plasma en los recursos que la empresa está dispuesta a dar. Si queremos activar acciones de voluntariado pero no damos horas o facilidades a los colaboradores para llevarlas a cabo, difícilmente podremos obtener su participación.
  3. Diversificar. Más allá del voluntariado corporativo en equipo más focalizado en actividades físicas como limpieza de ríos, plantación de árboles, labores de pintura, etc., también existen otras opciones para canalizar nuestra ayuda a la sociedad. Por ejemplo, aportando opciones a los empleados para fomentar su voluntariado personal, impulsar y generar un proyecto interno de captación de fondos donde los empleados se conviertan en fundraisers, favorecer el voluntariado  a través de la transmisión de conocimientos de los empleados con actividades de mentoring, etc.
  4. Implicar a los empleados. La empresa es el facilitador del proceso pero los verdaderos protagonistas son los trabajadores. Recomendamos a las empresas que den “voz” a sus trabajadores: para conocer sus inquietudes, y para recoger sus ideas sobre el tipo de voluntariado que desean. La idea es implicarles desde el principio y hasta el final. Desde la consulta inicial sobre los objetivos del programa, siguiendo con la participación para aportar ideas de acciones e implicándolos en la preparación y puesta en marcha de las actividades.
  5. Implicar a todos los niveles jerárquicos, empezando por los órganos de gobierno. El voluntariado es una apuesta de la empresa para ayudar a la sociedad, por lo que todos los niveles jerárquicos deben estar implicados. Y todavía mejor si las actividades consiguen romper silos e implicar en un mismo nivel a diferentes niveles jerárquicos y diferentes departamentos.
  6. El valor de un programa de Voluntariado Corporativo está relacionado con su sostenibilidad en el tiempo. No se trata de activar una acción puntual, sino de apostar por un programa continuo y con una visión a medio plazo.
  7. Las actividades deben ser relevantes y coherentes con diferentes aspectos. Coherentes con el negocio, con las competencias y skills de sus empleados y con la personalidad de la empresa. Coherentes con las necesidades sociales del entorno donde queremos impactar. Coherentes y relevantes con las inquietudes personales de los propios empleados.
  8. La evaluación en clave. Debemos escuchar, recoger y analizar los resultados. Para medir la idoneidad de nuestro programa, su impacto en la sociedad y el impacto del mismo en nuestra propia empresa. La evaluación no solo es una palanca para redefinir procesos o estrategias, también nos ayuda a generar contenidos para comunicar.
  9. Comunicar, comunicar y comunicar. Comunicar en interno para compartir los resultados con los empleados, para inspirarles, para animarles a participar y para dar reconocimiento a su trabajo. Comunicar en externo para inspirar a otras empresas a activar sus programas. Comunicar a la sociedad el impacto que hemos alcanzado gracias al esfuerzo y a la implicación de las personas que conforman nuestra organización.
  10. Y por ultimo, “last but not least”, si no se disponen de los recursos internamente, aportar un colaborador para ayudar en la dinamización de este programa. Alguien como nosotros, The Social Movers, un partner que puede aportar no solo visión, ideas y estrategia, sino también manos y profesionalidad para poder ayudar a dinamizar este programa con continuidad (para coordinar las actividades, para la comunicación, para evaluar, para apoyar a los voluntarios y para ayudar a la empresa en las tareas más operativas).

¿Quién se anima?

Dolors Vallespi
Directora general The Social Movers

Empleo, empleabilidad y RSE

startup-593304_1920En el 2019, más de 212 millones de personas carecerán de trabajo.

La Organización Internacional de Trabajo (OIT) acaba de publicar el informe “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo – Tendencias 2015”. Este informe nos presenta el contexto y las tendencias del empleo para los próximos años, hasta el 2019.

Se trata de un documento interesante ya que el empleo no es solo un dato relevante a nivel económico y de competitividad, sino que se trata de un dato vinculado al desarrollo de la sociedad y a las desigualdades sociales de los países.

Este informe nos ayuda a visibilizar las tasas de desempleo por país, a analizar los factores de estas tasas y los factores socio-demográficos que también afectan al desempleo como el envejecimiento de la población o la evolución de las competencias demandadas por los potenciales empleadores.

Algunos datos son interesantes:

  • España se encuentra entre los países con una tasa de desempleo más alta. Las previsiones se encuentran en niveles muy cercanos de países como Sudáfrica, Mozambique, Guadalupe, Martinica o, cómo no, Grecia. (Según la OIT, en 2016 tendremos una tasa de desempleo de 22,8 puntos).
  • Los sectores que representarán la mayor fuente de empleo en los próximos años son los servicios del sector privado (servicios administrativos y servicios a empresas). La oferta de empleo en el sector de la sanidad, del cuidado de personas, de la educación y del trabajo social seguirá en primeras posiciones, aunque disminuirá el crecimiento que han tenido en los últimos años.

Así pues, se prevé que el acceso al empleo seguirá siendo, al menos hasta 2019, una asignatura pendiente en nuestro país a nivel general, siendo esta tasa de desempleo más alta en algunos colectivos y zonas de nuestro país, como sabemos.

El fomento de la creación de empleo y el aumento de la empleabilidad de algunos colectivos son algunos de los ejes de trabajo en RSE que tienen resultados realmente tangibles y relevantes, y por lo que vemos, seguirán siendo necesarios en los próximos años. De hecho, en los últimos tiempos ya se han desarrollado y se han implantado con éxito iniciativas interesantes. Algunas de ellas orientadas a la formación, otras a aumentar las oportunidades de acceso al empleo o a de acceso a un mejor conocimiento de la empresa. Algunas, orientadas a impulsar el emprendimiento y otras tan efectivas y sencillas como facilitar el acceso a ropa más adecuada y “profesional” para las entrevistas de trabajo. En este último caso para colectivos que no pueden pagar este tipo de ropa para sus entrevistas.

Os dejo con algunas iniciativas que me parecen muy interesantes, ya sea por el tipo de aproximación y metodología o por sus resultados:

  • Proyecto “Apadrinando el talento” de la Fundación Princesa de Girona, que facilita el acceso a la empresa y a las redes de contactos de directivos a jóvenes formados que provienen de colectivos o de zonas geográficas en riesgo de exclusión social y laboral. Estos jóvenes carecen de las redes sociales y familiares que pueden ayudarles a introducirse en el sector empresarial. Se trata de un proyecto orientado a primeras oportunidades de empleo.
  • “Aprender trabajando”, proyecto de formación orientado a los jóvenes del colectivo gitano. Un colectivo con una tasa de desempleo de más del 64%, con escasa red de contactos y que sufre discriminación social y laboral. Un proyecto impulsado por Fundación Secretariado Gitano y Cruz Roja que ayuda a la formación dentro de la propias empresas.
  • “Inspira-t”: ¿Qué pasaría si un millón de jóvenes encontraran su inspiración y se movilizaran para activar proyectos que generen empleo y valor social? Este es el reto de Inspira-t. Te animo a ver este vídeo, hecho por uno de estos jóvenes:

  • Fundació Èxit lidera algunos de los proyectos más innovadores en materia de formación para jóvenes. Los proyectos Coach, e-Duo y Yob son sus principales iniciativas. El más conocido es el proyecto Coach, que va ya por su 29 edición y ha ayudado a 754 jóvenes gracias a la colaboración de 49 empresas aportando valor no solo a los jóvenes beneficiarios sino también a las propias empresas.
  • Una iniciativa que personalmente me parece muy interesante y que por ahora nadie ha activado en nuestro país (¿alguien se anima?): “La Cravate solidaire”. Recoge ropa “formal”, y la regala a personas con bajos recursos que necesitan mejorar su “look” para sus entrevistas de trabajo. El hábito no hace al monje, pero ayuda. Completan su apoyo con formación en técnicas para mejorar sus oportunidades en las entrevistas de trabajo.

Existen más iniciativas y proyectos interesantes. No podemos detallarlos todos. Pero esperamos que esta pincelada inspire a empresas a activar acciones en este sentido. Para nosotros la empleabilidad de jóvenes y la generación de oportunidades de trabajo es uno de nuestros temas favoritos.

¿Queréis activar algún proyecto es este sentido y no sabéis ni cómo ni con quién? Estamos a vuestra disposición.

Dolors Vallespí
Directora general The Social Movers

Generando movilización social: “Mi voluntariado personal el día del concierto a favor de la Beca Marta Santamaria”

El pasado viernes 19 de diciembre disfruté del día que Movers nos da a todos los trabajadores para dedicarlo a un voluntariado personal. Elegí este día para poder organizar los últimos detalles del concierto que llevábamos más de 3 meses preparando en el marco de la Asociación Beca Marta Santamaria (BMS), entidad con la que colaboro activamente y de la que también formo parte desde su fundación. La BMS ha repartido hasta la fecha más de 60.000€ para proyectos de investigación en cáncer de mama divididos en dos becas, la última entregada el pasado mes de julio.

IMG_2413 2Junto con mi madre y el grupo musical Ars Tunae, empezamos a desarrollar la idea de celebrar un concierto a la vuelta de las vacaciones de verano y tras muchos mails, llamadas, búsqueda de espacio y de patrocinadores, preparación de materiales, reuniones con voluntarias, etc. en mis ratos libres, noches y fines de semana, ¡el día 19 llegó por fin!

El grupo musical Ars Tunae colaboró de forma altruista con la BMS para ofrecer un concierto muy especial y cargado de emotividad. Más de 25 músicos y 4 cantantes, bajo la batuta del director Manuel Gómez Llorente, hicieron que música e investigación se diesen la mano y regalaron un repertorio hecho a medida a los más de 400 asistentes al concierto. Los fondos recaudados por esta actividad se dedicarán íntegramente a dotar una tercera beca.

La Asociación Beca Marta Santamaria es una iniciativa privada que va nació en 2011 de la voluntad de familiares y amigos de Marta Santamaria para impulsar y coordinar esfuerzos ante el cáncer de mama. Se trata de una singular apuesta médico-científica combinada con un importante impulso de concienciación y sensibilización ciudadana. El principal objetivo de la BMS es incrementar la dotación de fondos para apoyar a la investigación oncológica translacional en cáncer de mama y fomentar su detección precoz.

Bàrbara Mayoral
Responsable de Proyectos The Social Movers

Buenas perspectivas de futuro para las marcas sostenibles

Hoy, a pesar de la lluvaia y el cielo gris que lleva ya acompañándonos unos cuantos días, hoy nos hemos despertado con dos grandes noticias sobre marcas, sostenibilidad y compromiso social. Dos noticias que nos han alegrado el día.

La primera de ellas está vinculada con un estudio realizado por Nielsen y la Universidad Pontificia de Comillas, que pone de manifiesto que “Las Marcas Sostenibles crecen 9 veces más que las que no lo son”, destacando por una parte el creciente aumento del gasto en este tipo de marcas por parte del consumidor, y por otro, que estas marcas son cada vez más asequibles para el ciudadano-consumidor (por fin aparecen señales que muestran que la sostenibilidad y responsabilidad no están reñidas con el precio).

El segundo estudio, elaborado por la Fundación Seres, y del que nos ocuparemos más adelante, hace referencia a la inversión que las empresas españolas destinan a programas de acción social. Pero vayamos por partes.

Gran noticia el saber del enorme potencial que tienen estas marcas para crecer, o visto de otra manera, la gran oportunidad que la sostenibilidad ofrece y brinda a las marcas en términos de potencial crecimiento y obtención de resultados positivos.

(puedes acceder al estudio a través de este link: http://web.upcomillas.es/investigacion/pdf/Informe%20marcas%20sostenibles%20Nielsen.pdf)

Una realidad y unos hechos que encajan con la visión que desde The Social Movers tenemos sobre las marcas: agentes sociales que tienen el deber, la necesidad y la oportunidad de contribuir al desarrollo social.

Por lo tanto nos alegra saber y conocer estos datos así como expandirlos y comunicarlos para animar a más y más marcas a subirse al carro de la sostenibilidad.

Sin embargo, desde The Social Movers nos preguntamos:

  • ¿Qué se entiende por Marca Sostenible?

Somos conscientes de que la marca perfecta en términos de sostenibilidad no existe pero, ¿qué entendemos – o qué entiende el consumidor-, por marca sostenible? ¿Y los directores o responsables de marca?

(Aprovecho y anticipo la próxima publicación de una serie de artículos en este blog en el que trataremos sobre Marcas Sostenibles desde el punto de vista de qué hay detrás de las marcas así como dónde y cómo puede ser una marca responsable y sostenible).

  • El estudio analiza también la importancia de los sellos que aparecen en el producto y garantizan su “sostenibilidad”. Pero…

¿Realmente el consumidor entiende e interpreta estos sellos? ¿Son los sellos la mejor manera de comunicar y demostrar este compromiso en sostenibilidad? ¿Por qué el predominio de sellos medioambientales sobre los sociales?

  • Y todavía más… ¿Es solo cuestión de sellos?

O dicho de otra manera, ¿es sólo cuestión de comunicar? Recordemos la importancia de primero hacer para luego comunicar, es decir, la importancia de ser un Walker vs. un Talker así como la diferencia entre realidad y percepción.

Sí, las marcas tienen el deber y la necesidad de contribuir al desarrollo social y medioambiental a través de acciones tangibles, innovadoras, colaborativas, medibles y creadoras de valor compartido tanto para la sociedad, para la comunidad, para los consumidores y cómo no, para la propia marca.

Y esta afirmación me da paso a comentar el segundo estudio.

Un estudio realizado por la Fundación Seres que pone de manifiesto que “Las grandes empresas españolas destinan un 2,8% de sus beneficios netos a programas de acción social”

Estamos hablando de un total de 457 millones de euros en las empresas consultadas, de más de 4.500 proyectos en total (94 proyectos de media por empresa), lo que representa más de 7 millones de beneficiarios directos a través de estos programas.

Datos que ponen de relieve, vinculándolos con el anterior estudio, que no solo hablamos de percepciones o de sellos sino de compromisos reales y tangibles por parte de las empresas y las marcas.

Para finalizar, me gustaría comentar dos apuntes sobre cómo se desarrollan estos proyectos:

  • De forma colaborativa, es decir, trabajando y colaborando con entidades sociales (más de 3.800 colaboraciones con ONG en el marco de los programas de actuación social de 2013).
  • Una forma colaborativa que busca ir más allá de la relación empresa-ong, que busca involucrar a múltiples agentes en este compromiso: proveedores, AAPP, clientes u otro tipo de entidades.
  • Iniciando esta involucración desde dentro de la compañía, porque el compromiso y actuación social no son exclusiva de la empresa sino que sus propios empleados tienen mucho que decir y hacer: un total de 84.800 empleados (el 12% de los empleados de las empresas analizadas) han estado vinculados a este tipo de acciones.

Así pues, y resumiendo, grandes noticias para los que trabajamos y estamos comprometidos con el desarrollo social.

Muy buenas noticias que esperemos no solo nos alegren el día de hoy, sino que marquen el camino para hacer que cada día sea un motivo de alegría, siendo conscientes de que entre todos, es posible crear un mundo y una sociedad mejor.

Así pues, y resumiendo, grandes noticias para los que trabajamos y estamos comprometidos con el desarrollo social.

Muy buenas noticias que esperemos no solo nos alegren el día de hoy, sino que marquen el camino para hacer que cada día sea un motivo de alegría, siendo conscientes de que entre todos, es posible crear un mundo y una sociedad mejor.

Luis Ribó
Director Estrategia The Social Movers

Llegó la hora de la movilización social

Marketplace

Será porque Barcelona es Capital Europea del Voluntariado 2014, porque hace algunos días tuvo lugar el Marketplace del Voluntariado, que contó con la presencia de más de 70 organizaciones y que recibió más de 5.000 visitantes, o porque se acerca Navidad y las acciones de voluntariado social corporativo empiezan a activarse, pero en los últimos tiempos oímos hablar mucho sobre voluntariado.

No es algo nuevo pero sí es una tendencia que no deja de crecer, lo cual no es sino el reflejo de las necesidades y los nuevos retos sociales a los que nuestra sociedad se enfrenta. Según datos de la Generalitat, el 17% de la población catalana (1.250.000 personas) realiza actividades de voluntariado en ámbitos de actuación social, cultural, comunitario, ambiental o internacional. En el ámbito del voluntariado corporativo, un 69% de las empresas encuestadas llevaron a cabo actividades de voluntariado corporativo, según el Informe de Voluntariado Corporativo en España 2013.

Desde hace algunos años las entidades del Tercer Sector exploran esta vía de colaboración con el sector privado basada en la prestación de trabajo desinteresada que genere valor compartido para ambas partes y ayude a promover la transformación y el cambio social, haciendo especial hincapié en los colectivos más desfavorecidos de la población. Se trata de un punto de encuentro entre el sector privado y las entidades sociales en el que no hay que olvidar que ambas partes tienen objetivos e intereses particulares.

El equilibrio entre las dos partes es, pues, la clave para que la experiencia sea positiva y satisfactoria tanto para la entidad como para la empresa. Para ello, es importante definir el sentido que tendrá el voluntariado corporativo, alineando los objetivos entre ambas partes. A partir de ahí, será necesario encontrar los puntos en los que se desarrollará la acción, decidir la duración e implicación en base a objetivos, definir las acciones que se llevarán a cabo y finalmente evaluar los resultados.

Los beneficios de este tipo de proyectos son muchos y recíprocos. Desde los más ligados a la filantropía y a la atención y mejora de las necesidades sociales, hasta otros vinculados a beneficios en materia de reputación e imagen, mejora de ambiente laboral y engagement con los empleados o fidelización con stakeholders.

voluntariado¿Estás pensando en llevar a cabo una acción de voluntariado? En The Social Movers trabajamos con ambas partes, el sector privado y las entidades sociales, en la creación e implementación de programas de voluntariado corporativo de distintas tipologías. Además, desde el inicio de nuestra actividad, nos hemos vinculado a diversas entidades sociales para llevar a cabo distintas acciones de voluntariado.

Te dejamos el enlace a la acción que llevamos a cabo el pasado año coincidiendo con la Navidad junto a la entidad social Acidh. Y te animamos a unirte, si todavía no lo has hecho, al enriquecedor mundo de la movilización social.

Maria Urrero
Project Coordinator en The Social Movers

En The Social Movers viajamos de forma responsable, ¿y tú?

ceci¿Preparando las maletas para las vacaciones de verano? En The Social Movers también estamos apunto de tomarnos unos días de descanso y hemos pedido a todos los miembros del equipo que nos den algunos consejos para disfrutar de unas vacaciones sostenibles y responsables, generando impactos positivos en las zonas que visitaremos. Estas son algunas de las ideas que han surgido y que queremos compartir con vosotros.

A la hora de decidirnos por el alojamiento, Cecilia destaca la importancia de buscar hoteles o sitios para dormir que sean eco-sostenibles, eco-friendly, o que de alguna manera fomenten el turismo. Y una vez en el  hotel, realizar pequeños gestos que sí marcan una diferencia, como duchas en vez de baños o reutilizar las toallas.

mariaEn países en vías de desarrollo, ser conscientes con aquellas acciones que en principio son “buenas”, como dar dinero a los niños que piden por la calle, dar ropa o medicamentos. Hay que asegurarse de canalizar bien esas ayudas para que se haga un buen uso de las mismas y evitar tráfico de intereses. Por ejemplo, con los niños de la calle deberíamos tratar de evitar que falten a clase para conseguir dinero rápido, o entregar los medicamentos a hospitales o centros médicos donde sepan dar un buen uso de ellos. Y sobre todo, respetar la cultura y costumbres de cada país.

Y Maria añade, ¿por qué no aprovechar este tipo de viajes para conocer alguna organización social de la zona? No importa si tu viaje no es como cooperante, puedes incluir en tu ruta una parada en alguna organización social que trabaje con retos y problemas en el país que estés visitando. Esto te permitirá conocer la realidad del país de una forma mucho más humana y directa, y quizás éste sea un primer contacto para una futura vinculación a una causa social.

dolorsDe hecho no importa si vas lejos o prefieres disfrutar de un destino más cercano para ser responsables con el medio ambiente. Dolors recomienda ventilar la casa a primera hora de la mañana y bajar las persianas al salir para que al volver, la casa esté más fresca y necesite menos aire acondicionado. Así ahorrarás energía.

También en relación al cuidado del medioambiente, Bàrbara propone que si decides usar coche y viajas con varias personas trates de organizarte para que los vehículos vayan llenos. Así ahorraréis en presupuesto y le ahorraréis emisiones al medio ambiente.

Dolors también recuerda que, allí donde vayas, y sobretodo si es en España, seguro que coincides con alguna recolecta de alimentos. Las asociaciones y ludotecas públicas que funcionen en verano, no tienen suficientes fondos para aportar alimentos a las familias que más lo necesitan. Contribuye a la recolecta o haz una buena compra de alimentos siguiendo las necesidades que tenga cada centro.

Tal y como recalca Luis, no se sabe por qué pero muchas veces el verano se asocia a despilfarro: consumimos más de lo normal. Consumimos productos innecesarios, compramos productos que no usaremos, nos llenamos de caprichos que luego dejamos abandonados, gastamos innecesariamente… Antes de realizar una compra por impulso, piensa si realmente es necesaria o responde más al capricho del momento.

barbara_baixaY si es necesaria, ¿por qué no dedicar un poco más de tiempo a buscar aquella alternativa más sostenible y socialmente responsable? A veces lo barato puede salir muy caro para nuestra sociedad y nuestro planeta. Bàrbara nos invita a traer productos de souvenirs elaborados por artesanos/productores locales. De esta forma, contribuyes a la compra de proximidad y con menor huella de carbono. Probablemente también tendrás la ocasión de encontrar algún producto ecológico que alegrará la cocina de familia y amigos.

luis

Un último consejo de la mano de Luis. Al levantar el “campamento base de la playa” asegúrate que todo queda recogido y que no dejas abandonado en la arena ningún trozo de plástico, papel, colilla… Y si ves alguno de estos u otro elementos, aunque no sea tuyo, haz el esfuerzo de recogerlos y llévalos a la basura correspondiente antes de enterrarlos disimuladamente en la arena o girar la cara hacia otro lado porque, total, como no es tuyo…

Así pues, después de todos estos consejos desde The Social Movers no nos queda más que desearos unas felices y socialmente responsables vacaciones.

¡Nos contamos a la vuelta!

El equipo de The Social Movers

Bienvenidos a la RSO: Responsabilidad Social de las ONG

La semana pasada asistimos en Barcelona a la presentación de la Red para la Sostenibilidad de Organizaciones del Tercer Sector, un proyecto impulsado por Fundación ECODES y Fundació Pere Tarrés cuyo objetivo es el de constituir en tres años una red de 50 entidades del tercer sector comprometidas con la inclusión de criterios de Responsabilidad Social en su gestión.

red_ecodes2

Los criterios de responsabilidad social a trabajar por parte de la Red versarán sobre tres ejes: la eficiencia en la gestión de recursos, la sostenibilidad económica y financiera, y la medición del impacto social y ambiental como forma de dar cuenta a la sociedad del trabajo de las entidades sociales.

¿Se puede integrar la RSE en las ONG?
Esta es la pregunta que nos surge a raíz de esta iniciativa. Pues bien, creemos que la respuesta es un sí rotundo. Las organizaciones del Tercer Sector reivindican su papel como agentes clave en la construcción de una sociedad más justa y sostenible. En este sentido, la incorporación de prácticas de responsabilidad social en las organizaciones puede ayudar a que éstas mejoren aspectos fundamentales que repercutan en un aumento de su eficacia, eficiencia y competitividad.

Las organizaciones del Tercer Sector han afrontado en los últimos años un proceso de cambio marcado por la crisis económica que comenzó en 2008. Cambios en los sistemas de financiación y en las necesidades sociales de la sociedad que obligan a repensar el tercer sector como un agente generador de valor, con un importante papel en la mejora de nuestra sociedad.

Por ello, la implementación de acciones que mejoren la gestión de los recursos de las ONG así como el fomento de la sostenibilidad económica y financiera y potencien la medición y comunicación del impacto social que genera el trabajo que realizan, son buenas noticias.

Precisamente sobre impacto social y valor del retorno social de las inversiones se habló también durante la presentación de la Red para la Sostenibilidad de Organizaciones del Tercer Sector, a través de la experiencia del Clúster Créixer. Esta entidad, como muchas otras, ha puesto en marcha un proceso de medición del valor social y económico generado a través de sus actividades mediante indicadores SROI (Retorno Social de la Inversión).

Según las estimaciones que se presentaron, cada euro invertido en esta entidad repercute en la sociedad en 4,25 euros.

Este dato nos lleva a dos conclusiones. La primera, que es necesario que las ONG puedan medir (también) sus impactos de forma cuantitativa y trasladar estos datos a su base social y a la sociedad en general, fomentando la transparencia. Y la segunda, que efectivamente el papel de las organizaciones del Tercer Sector sigue siendo fundamental en un momento en el que el sector público y el sector privado pueden dar respuesta a todos los retos sociales a los que se enfrenta la sociedad moderna.

Invertir en el Tercer Sector para que éste genere riqueza social y siga creando valor compartido. Ésta es la visión que tenemos en The Social Movers sobre las organizaciones sociales.

Maria Urrero
Project Coordinator en The Social Movers

Un consumidor cada vez más concienciado, y así lo demuestra…

ImagenNielsen acaba de publicar su nuevo estudio: “Global Survey on Corporate Social Responsability”.

Un estudio on line realizado entre 30.000 consumidores de 60 países con el objetivo de medir hasta que punto el consumidor lleva a cabo o materializa su compromiso social y/o medioambiental a través de sus actos de compra

A modo de resumen, el estudio se divide en 3 apartados:

* El primero de ellos analiza el comportamiento ético y responsable del consumidor en sus actos de compra.

De este primer apartado se desprende (y los datos así lo demuestran) la creciente importancia del propósito o compromiso social que hay detrás de las marcas como factor de elección de compra. En otras palabras, la responsabilidad de la empresa, compañía o marca como driver de consumo.

– 55% de los encuestados estaría dispuesto a pagar más por un producto o servicio de una marca comprometida social o

medioambientalmente.

– 52% ha comprado en los últimos 6 meses productos de empresas responsables.

– 52% chequea la información que aparece en el packaging del producto para comprobar y asegurar su compromiso e impacto

social.

– 67% preferiría trabajar para empresas responsables y comprometidas socialmente.

* El segundo apartado se centra en cuales son aquellos grupos o segmentos de consumidores más concienciados y que realmente materializan su compromiso a través de sus actos de compra, siendo los millenials la generación más consciente y comprometida.

* Y por último, el tercer apartado analiza las causas o materias sociales y medioambientales que más preocupan al consumidor, obteniendo entre las más relevantes el acceso a agua potable, a condiciones dignas de saneamiento, la erradicación de la pobreza y el hambre, la sostenibilidad medioambiental,…

Permitirme comentar en este punto, que se tratan de un listado de “causas” generales. Es decir, que aquella marca que quiera realmente comprometerse social o medioambientalmente tendrá y deberá buscar aquella causa que esté más alineada y sea más coherente con su estrategia de negocio, cadena de suministro y estrategia e imagen de marca y por supuesto, sea más relevante para sus consumidores.

Como conclusión general de este estudio podemos extraer que nos encontramos ante un consumidor cada vez más concienciado y que está trasladando dicha consciencia a sus actos de consumo. Consumidores conscientes de la importancia de su acto de compra. Consumidores conscientes de que este acto de compra es su puerta de entrada a su responsabilidad personal. Consumidores que están cambiando su elección final con la intención de minimizar su impacto social o medioambiental. Consumidores cada vez más exigentes con las marcas que operan en su entorno.

Y es este nuevo consumidor y su comportamiento el que hace que la contribución al desarrollo social por parte de las marcas no sea sólo cuestión de deber o necesidad sino que pueda significar también una oportunidad para las propias marcas.

La oportunidad de crear valor social creando valor para la propia marca.

 

Luis Ribó

Director Estrategia The Social Movers