¿Qué sucedería si Jesús hubiese nacido en nuestra época (2015)?

2Buena pregunta… Para empezar, lo más seguro es que los hechos habrían sucedido en el interior de una entidad bancaria y entre cartones, siempre y cuando María y José hubiesen encontrado una “sucursal libre” esa noche…

¿Qué futuro le depararía a Jesús? La verdad, es que dificultoso. Como hijo de madre soltera, por que así se le consideraría a María ya que por mucha prueba de ADN y platos de Tv visitados por José (entre entrevista y entrevista a políticos, muy de moda últimamente), su paternidad no podría ser demostrada. Así pues, María debería enfrentarse a retos como la desigualdad de oportunidades laborales, diferenciación salarial, falta de conciliación,… por no hablar de los prejuicios y estigmas sociales.

Así pues, ante dichas dificultades, ¿sería Jesús uno de los más de 2 millones y medio de niños españoles que viven en hogares con ingresos bajo el umbral de pobreza relativa?, ¿Sufriría de la gran pandemia infantil española llamada obesidad infantil? Lo que si podríamos afirmar con seguridad es la necesidad de emigrar tras sus estudios para poder tener un futuro digno…

Pero volvamos a nuestra sucursal bancaria, ¿no nos falta nadie? Pues sí, los 3 Reyes Magos! Quizás no hayan llegado por que la contaminación medioambiental, lumínica y los altos niveles de CO2 no les hayan dejado ver la estrella que debería haberlos guiado. O quizás simplemente están retenidos en alguna valla de algún puesto fronterizo junto a miles de refugiados…

De Papa Noël, pobre, mejor ni hablar. Reside en un viejo piso del centro de la ciudad, malviviendo gracias a una pensión ridícula y sin poder hacer frente a los gastos de calefacción. Con todo lo que fue, y ahora ya nadie se acuerda de visitarlo para hacerle un poco de compañía…

Pero nuestros protagonistas no están solos, por que, a pesar de todos aquellos peatones que viendo la situación prefieren pasar por delante de la sucursal bancaria girando la cara y mirando hacia otro lado, son otros muchos los que, gracias a los medios de comunicación y a la industria “marquetiniana” y publicitaria se han enterado de la celebración del “Black Birthday”. Así pues, movidos por un afán consumista sin límites, se acercan a la sucursal cargados de presentes y regalos. Presentes y regalos que han sido comprados básicamente por el precio, sin preguntarse por el impacto social y/o medioambiental que hay detrás de su proceso de fabricación y producción. (“Pero eso que más da… estaba a un precio increíble e irresistible!” comenta uno…)

Con este panorama, ¿Quién tiene ganas de felicitar la Navidad?

Pues nosotros! Por que por muy mal que parezca que estén las cosas, siempre hay motivos para celebrar y por supuesto, para mejorar. Mejorar nosotros y hacer mejorar nuestro entorno.

Por eso, no sólo queremos Felicitarte las Navidades, sino animarte a construir un futuro, una sociedad y un planeta mejor. Y para ello, te proponemos tan sólo 3 pequeñas acciones o propósitos muy fáciles de llevar a cabo:

1.- Se feliz! Valórate por lo que eres y no por lo que tienes. Acéptate por ser como eres y no por como te ven los demás. Aprende a disfrutar de la vida siendo tu mismo.

2.- En un mundo tan hiperconectado, conéctate más humanamente con los demás. Sonríe a la persona con la que te cruces, da los buenos días antes de pedir un café, ayuda a tu compañero de trabajo en ese pequeño problema que tiene, perdona a aquella persona que te ofendió, se comprensivo y empático, queda con ese amigo con el que habías perdido el contacto, da las gracias, ten contacto físico y habla con los demás y deja de teclear ese pequeño teclado del móvil.

3.- Y por último, activa tu Responsabilidad Social Personal (RSP). Que ¿qué es esto de la RSP? Simplemente tomar consciencia social y/o medioambiental de las posibles consecuencias de tus actos, por pequeños que sean… ¿por qué no empezar a realizar compras de proximidad?, ¿Y tener en cuenta criterios sociales o ambientales a la hora de consumir?, ¿por qué no planificar tus menús para evitar el desperdicio alimenticio?, ¿has pensado como aprovechar esas sobras de comida que hasta ahora tirabas a la basura?, ¿Y tirar ese envase de plástico en la papelera que le toca?, ¿es realmente necesario seguir mirando con superioridad y por encima del hombro a aquellas personas que, por ser “diferentes”, consideras inferiores?, ¿Por qué no vivir una experiencia de voluntariado ayudando a los demás? ¿Y colaborar con esa ong que siempre has tenido en mente?, ¿te has planteado que puedes hacer tú desde tu trabajo para mejorar un poco nuestra sociedad?, ¿Cómo animar a tus compañeros y/o superiores a participar e involucrarse en este propósito?,…

¿A que no suena tan difícil? Pues créeme, hacerlo tampoco lo es!

Seamos conscientes del poder de nuestros actos para cambiar y mejorar nuestro entorno… Por eso, te animamos y retamos a incorporar estos 3 propósitos en tu día a día y ponerlos en práctica no sólo durante estas navidades, sino durante todo 2016.

Y así, cuando de aquí un año nos preguntemos “¿Qué sucedería si Jesús hubiese nacido en 2016”, seguro que la respuesta será mucho más positiva y alentadora que la de este año.

 Así pues, Feliz Navidad y Felices Propósitos para 2016!!!

 

Luis Ribó

Director Estrategia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s