Guerra y Paz entre Burger King y McDonald’s (“fuiste tú el culpable o lo fui yo…”)

Siempre es agradable, estimulante y motivador encontrase con una noticia como esta el primer día de trabajo tras las vacaciones de verano.Captura de pantalla 2015-08-27 a la(s) 16.08.57

Una iniciativa más que curiosa, ingeniosa y atrevida de la cual supongo ya te habrás enterado o al menos algo habrá llegado a tus oídos.

Resulta que una de las mayores cadenas de fast food a nivel mundial, Burger King, se ha propuesto celebrar y dar a conocer el Día de la Paz, que tendrá lugar el próximo 21 de septiembre, a través de una más que interesante y gran idea: “cesar la guerra de las hamburguesas”, al menos por un día, con su máximo competidor (McDonald’s) a través de un proyecto de colaboración conjunto basado en la creación del Mc’Whopper, una hamburguesa que mezcla ingredientes de las mundialmente famosas Big Mac y Whopper (una delicia y un manjar seguro para los amantes de las hamburguesas fast food.)

“Hagamos hamburguesas y no la guerra” proclaman desde Burger King en son de paz.

Para ello, Burger King ha preparado y diseñado toda la acción, definiendo los ingredientes de la hamburguesa (mezcla perfecta de Big Mac y Whopper), diseñando un packaging especial que une los logos y colores corporativos de ambas compañías, diseñando los uniformes de los vendedores (procedentes de ambas cadenas), estableciendo un único punto de venta localizado en Atlanta (punto equidistante entre las centrales de las compañías: Chicago y Miami), y destinando todos los beneficios generados a la organización “Peace One Day” que celebra el 21 de Septiembre el “anual day of global unity”.

Realmente una idea maravillosa: poner de acuerdo, colaborar y cesar la guerra comercial entre 2 grandes competidores a través de la venta del “Mc’Whopper” para celebrar esta onomástica centrada en el Día de la Paz.

Pero como en toda guerra, cualquier proceso y/o acuerdo de paz es siempre complicado, y de momento la iniciativa de Burger King no ha llegado a buen puerto, al menos en lo que a acuerdo de paz se refiere.  Supongo que a nivel mediático y marketiniano sí… ya que McDonald’s ha rechazado la propuesta.

Como nos han enseñado de pequeños a través de las películas, libros, cuentos e incluso a través de la manipulación de los medios de comunicación o manipulación mediática, en toda guerra siempre hay “buenos” y “malos”, y dos no se ponen de acuerdo si uno no quiere, siendo normalmente este último el malo.

Pero sin entrar a señalar en este caso quién es el “bueno” o el “malo”, voy a presentar y analizar la situación desde una doble perspectiva, porque definir quién es el “bueno” o el “malo” siempre dependerá del cristal con el que se mire el conflicto (de la perspectiva desde la que se mire). Si no, ¡que les pregunten a americanos y rusos!

La idea de dar notoriedad y celebrar el Día de la Paz a través de un “cese de guerra de hamburguesas” firmando un acuerdo de colaboración entre estas dos grandes compañías y colaborando con una entidad social me parece genial y de una repercusión mediática increíble.

En este sentido, felicidades a Burger King por tomar la iniciativa y, apostar por ella. Y no me quedaría más que decir que es una pena que McDonald’s haya rechazado la iniciativa y no se haya sumado a ella.

(¿Quién es el malo desde este punto de vista?)

Pero, por otro lado, si realmente Burger King hubiese querido establecer una tregua a través de un proyecto de colaboración excepcional, basado en la idea de “desarrollo de un proyecto conjunto, cocinando juntos y vendiéndolo juntos”, ¿no hubiese sido mejor y/o al menos más lógico, haberse puesto en contacto con McDonalds desde un inicio y plantearle esta posibilidad?

Es decir, desde mi punto de vista, la base de un acuerdo de paz, o mejor dicho, la base de un proyecto de colaboración conjunta, radica en el diálogo. Y cuanto antes se produzca el contacto para generar este diálogo, más y mayor será el espacio de colaboración y el impacto a generar.

Si es así, ¿por qué entonces Burger King ha hecho su propuesta a través de una campaña de marketing? Es decir, ¿por qué invertir dinero y recursos en una acción marketiniana y de comunicación, contemplando el diseño de web (mcwhopper.com), vídeos, materiales de comunicación, publicitando la propuesta de colaboración a McDonald’s e incluso publicando la carta enviada a McDonald’s?

¿No hubiese sido más fácil y más lógico, dada la naturaleza de la idea, una simple llamada de teléfono al inicio de todo tal y como comentan desde McDonald’s?

¿O quizás dejar en una mala posición al “enemigo” era uno de los objetivos en este “proceso de paz”?
(¿Quién es el malo desde este punto de vista?)

Como he dicho antes, no quiero entrar a juzgar quién es el “bueno” y quién es el “malo” si es que los hay, porque se trata de un tema de subjetividades y realmente, desconozco de primera mano cómo se ha desarrollado el proceso o las estrategias e intereses que hay detrás.

Eso sí, me gustaría destacar 3 puntos:

  • En The Social Movers, como defensores de la implicación y compromiso social de las marcas a través de proyectos y acciones que generen valor social y valor para la propia marca, nos motiva e ilusiona ver que estas dos marcas gigantes hayan movido ficha en el terreno social, aunque las formas quizás no hayan sido las correctas.
  • En cuanto al proceso, éste es un claro ejemplo de que si tu deseo es el de iniciar un proyecto colaborativo, el de poder contar con diferentes puntos de vista, visiones, recursos… el de cooperar y construir algo grande colaborando, debes empezar dialogando e invitando a tus “partners” a participar y aportar desde un inicio y no cuando todo está hecho “a tu manera”.
  • De lo que sí estamos convencidos es de que, si uno de los objetivos de la campaña era el de “sensibilizar lo máximo posible sobre el Día de la Paz” y recordar que este día se celebra el 21 de septiembre, creo que objetivo cumplido.

Y cómo no, me gustaría acabar con un deseo, el deseo de que finalmente estas dos grandes compañías, después de todo el sarao montado, sean capaces de unirse para llevar a cabo acciones que creen elevado impacto y valor social, y que estas intenciones no se queden en palabras o papel mojado.

Como decía al inicio del post, qué buena manera de empezar este curso escolar… ¡¡¡bienvenidos!!!

Luis Ribó
Director Estrategia The Social Movers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s