Un consumidor cada vez más concienciado, y así lo demuestra…

ImagenNielsen acaba de publicar su nuevo estudio: “Global Survey on Corporate Social Responsability”.

Un estudio on line realizado entre 30.000 consumidores de 60 países con el objetivo de medir hasta que punto el consumidor lleva a cabo o materializa su compromiso social y/o medioambiental a través de sus actos de compra

A modo de resumen, el estudio se divide en 3 apartados:

* El primero de ellos analiza el comportamiento ético y responsable del consumidor en sus actos de compra.

De este primer apartado se desprende (y los datos así lo demuestran) la creciente importancia del propósito o compromiso social que hay detrás de las marcas como factor de elección de compra. En otras palabras, la responsabilidad de la empresa, compañía o marca como driver de consumo.

– 55% de los encuestados estaría dispuesto a pagar más por un producto o servicio de una marca comprometida social o

medioambientalmente.

– 52% ha comprado en los últimos 6 meses productos de empresas responsables.

– 52% chequea la información que aparece en el packaging del producto para comprobar y asegurar su compromiso e impacto

social.

– 67% preferiría trabajar para empresas responsables y comprometidas socialmente.

* El segundo apartado se centra en cuales son aquellos grupos o segmentos de consumidores más concienciados y que realmente materializan su compromiso a través de sus actos de compra, siendo los millenials la generación más consciente y comprometida.

* Y por último, el tercer apartado analiza las causas o materias sociales y medioambientales que más preocupan al consumidor, obteniendo entre las más relevantes el acceso a agua potable, a condiciones dignas de saneamiento, la erradicación de la pobreza y el hambre, la sostenibilidad medioambiental,…

Permitirme comentar en este punto, que se tratan de un listado de “causas” generales. Es decir, que aquella marca que quiera realmente comprometerse social o medioambientalmente tendrá y deberá buscar aquella causa que esté más alineada y sea más coherente con su estrategia de negocio, cadena de suministro y estrategia e imagen de marca y por supuesto, sea más relevante para sus consumidores.

Como conclusión general de este estudio podemos extraer que nos encontramos ante un consumidor cada vez más concienciado y que está trasladando dicha consciencia a sus actos de consumo. Consumidores conscientes de la importancia de su acto de compra. Consumidores conscientes de que este acto de compra es su puerta de entrada a su responsabilidad personal. Consumidores que están cambiando su elección final con la intención de minimizar su impacto social o medioambiental. Consumidores cada vez más exigentes con las marcas que operan en su entorno.

Y es este nuevo consumidor y su comportamiento el que hace que la contribución al desarrollo social por parte de las marcas no sea sólo cuestión de deber o necesidad sino que pueda significar también una oportunidad para las propias marcas.

La oportunidad de crear valor social creando valor para la propia marca.

 

Luis Ribó

Director Estrategia The Social Movers

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s